Alejandro Davidovich arrancó en su debut olímpico con una victoria por dos sets a cero ante su rival Pedro Sousa en la primera ronda de la competición de Tokio. El malagueño arrasó en el Estadio de Ariake en poco más de un hora al portugués con 6-3 y 6-0, y espera a su siguiente contrincante, el australiano John Millman que derrotó al italiano Lorenzo Musetti 6-3, 6-4. 

El tenista malagueño del Rincón de la Victoria, número 35 del ránking mundial de ATP, no dio lugar a la duda y jugó con contundencia desde el primer momento, lo que le posibilitó alcanzar estadísticas como la efectividad del 71% de los puntos que lograba cuando recibía. Fue un primer partido muy plácido en el que también pudo demostrar su mejor nivel en la red ante el rival luso. 

Tal ha sido el juego exhibido por el tenista costasoleño que obligó a su oponente a tener hasta 15 errores forzados durante los dos sets, mientras que él solo tuvo 1 en el partido, lo que da muestra de la concentración que demostró a pesar de ser su debut en los Juegos Olímpicos.  El revés a dos manos hizo mucho daño y el malagueño siempre llevó el peso del partido.

Alejandro Davidovich llegará a su siguiente partido con poco desgaste físico y con la confirmación del buen estado de forma en el que se encuentra el jugador. Su siguiente partido será contra John Millman y el próximo podría ser contra Novak Djokovic, el número 1. Mientras tanto, su primer partido en dobles junto a Pablo Carreño será este domingo, en el tercer turno de la pista 10, en torno a las 7 de la mañana, ante los colombianos Juán Sebastián Cabal y Robert Farah.