17 de noviembre de 2017
17.11.2017
Desde la distancia

Cuando el rico quiere impuestos

17.11.2017 | 05:00

Léase con atención lo siguiente: «Ni es justo ni sabio proporcionar una rebaja fiscal a los ricos a expensas de las familias trabajadoras, especialmente si se financia desmantelando programas que permiten cubrir necesidades fundamentales como la salud y la alimentación». Y ahora, antes de continuar, dedíquense unos segundos a intentar adivinar quién o quiénes lo han escrito... Con seguridad sólo algunos avisados lo habrán atribuido a multimillonarios como George Soros y Steven Rockefeller, miembros de la organización estadounidense ´Riqueza Responsable´, que acaba de enviarle al presidente Donald Trump esas líneas y otras tan explícitas como la siguiente: «No nos rebajen los impuestos».

El aparente ataque de socialdemocracia que sufren 400 de los hombres y mujeres más ricos del planeta es una reacción al proyecto de reforma fiscal de Trump, que el inefable ocupante de la Casa Blanca presenta como una concesión a la clase media estadounidense, pero que, desnudado por Soros y Cia, parece también hecho a la medida del propio Trump y su patrimonio: el gravamen máximo (tipo marginal) del IRPF para las parejas que ganan más de 850.000 euros (un millón de dólares) al año bajará del 39,6% al 38,5%, y se suprimirá el impuesto de sucesiones que pagan unas 5.000 familias con herencias superiores a los 4,7 millones de euros.

¿Qué mueve a un multimillonario a pedir que no le rebajen los impuestos? Maticemos primero que personajes como Soros y Rockefeller, inversores globales, sacan partido con seguridad de las extraordinarias ventajas tributarias que, con una planificación sólo al alcance de las élites, acompañan el libérrimo movimiento internacional de capitales. Hecha esa salvedad no menor, el manifiesto habla de lo que es «justo y sabio», palabras que remiten a la propensión a la filantropía de los firmantes (Soros, por ejemplo, ha donado durante su vida 8.000 millones de euros) y quizás a la convicción de que la tendencia a la desigualdad económica dentro de los países de Occidente durante los últimos treinta años –que a ellos les ha hecho tan ricos, mientras la clase media se deprimía y emergía el ´precariado´– anidan demonios capaces de fundir la democracia liberal, soporte político del sistema en el que han hecho fortuna y que les da seguridad.

No deja de ser chocante que, mientras tantos políticos de signos variopintos rifan electoralmente rebajas tributarias y recortes del gasto público, estos acaudalados de EEUU nos recuerden que el aparato fiscal del Estado está ahí para redistribuir la riqueza. Si es usted rico en España y lo suscribe, envíe un correo a ricosconsoros@gmail.com. Contaremos si hay respuestas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine