07 de abril de 2018
07.04.2018
Málaga solidaria

Un viaje para transformar nuestra vida

07.04.2018 | 05:00

"Y tú, ¿qué quieres ser cuando seas mayor?" Cuántas y cuántas veces nos habrán soltado esa pregunta desde la más tierna infancia hasta la adolescencia. Seguramente más de lo que podamos recordar, pero esta inocente cuestión es difícil de contestar. ¿Realmente nos la hemos tomado en serio? Futbolista, veterinaria, bombero, cantante, astronauta? Cuando somos pequeños decimos sin pararnos a pensar ni un solo segundo y sin ninguna barrera cuál será el trabajo de nuestra vida.

Tras dejar atrás esos años de ilusión y fantasía, comienza lo verdaderamente difícil. ¿A qué te quieres dedicar? Con 14 o 15 años hay que empezar a fijar el rumbo. ¿Qué optativas hay que elegir o qué bachillerato estudiar? Jóvenes que realmente no saben aún qué quieren hacer con sus vidas deben empezar ya a tomar decisiones.

El sistema educativo español fija un camino lineal para llegar a una meta, pero ¿se está preparado realmente para elegir un camino u otro?, ¿somos plenamente conscientes de lo que implica estudiar una carrera u otra?, ¿ser universitario u optar por la formación profesional? Indudablemente es muy difícil saber qué camino elegir y debemos asumir con naturalidad que podemos equivocarnos. Ser recién licenciado o diplomado y toparnos con un mercado laboral que no es el esperado es una posibilidad a tener en cuenta. Evidentemente, todo esto acarrea frustración e incertidumbre laboral al no saber en muchas ocasiones hacia dónde dirigirse para dar el siguiente paso porque no se alcanzó esa meta inicial. Ante esa situación, un gran número de jóvenes se plantean y deciden irse al extranjero sin estar seguros totalmente y sin saber qué rumbo tomar; siendo ésta la primera solución a su alcance al no saber que existen otras alternativas en su entorno más cercano donde desarrollar sus sueños.

Es cierto que existen elementos que condicionan y frenan esos sueños que al principio parecen imposibles de conseguir; miedos, creencias, dudas... el simple hecho de salir de nuestra zona confort, pero ¿cuántas veces el miedo no nos ha permitido hacer lo que deseábamos? A todos nos ha ocurrido alguna vez, pero el secreto está en saber qué es lo que se quiere lograr, emprender un nuevo camino y tener nuevas iniciativas e ilusiones.

Con esta premisa, desde la Asociación Arrabal-AID en colaboración con Fundación Incyde y el Fondo Social Europeo ponemos en marcha «El Viaje de tu vida», una iniciativa dirigida a jóvenes menores de 30 años que justo en estos momentos no estén estudiando o trabajando, todo para ayudarles a detectar y desarrollar cuál es su talento o potencial a través del autoempleo.

Propuestas como ésta no sólo ofrecen una capacitación útil para emprender, sino que viene a cubrir sus necesidades personales de forma integral, favoreciendo elementos clave como conocerse a sí mismo, tener confianza y descubrir cuáles son sus motivaciones y capacidades, todo aquello que les sirvan para desarrollar sus ideas, y convertir éstas en realidades empresariales. Más que un proyecto, se trata de un punto de encuentro para activar a la juventud. Que crean en sí mismos y vean que el cambio es posible, tanto a nivel personal como profesional. Si algo claro tenemos en la asociación es que estamos en un escenario en continuo movimiento, por mucho que nos asuste, todo cambia. Sólo queda asumir que está dentro de cada uno luchar por ese cambio y atrevernos a luchar por lo que queremos.

*León es técnica de autoempleo en la Asociación Arrabal AID

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog