09 de enero de 2019
09.01.2019
Billete de vuelta

Los Reyes de la casa

09.01.2019 | 05:00

No hay año que no se monte algún pifostio a cuenta de las cabalgatas. Hace unas cuantas Navidades se armó la marimorena por culpa del desfile de Madrid, con unos Reyes Magos ataviados de tal guisa que los modelos de Ágatha Ruiz de la Prada parecerían, en comparación, la pasarela de un entierro. Y este año fue el Baltasar de Andoain, un señor africano, quien desde el balcón municipal de esa localidad vasca la lió parda. En su corto parlamento, el mago moreno dijo a los niños presentes en la plaza del pueblo: «Que sepáis que los Reyes son los padres». Y aunque luego se desdijo –»quise decir que los padres son los Reyes de la casa»–, el personaje en cuestión provocó un maremoto de tamaño considerable. Si a fuerza de ser crédulos convenimos en que los Reyes no mienten, hay que pensar que el Baltasar de Andoain se creyó tanto su papel, se metió tanto en la piel del personaje, que dijo la verdad. Pero hay verdades que conviene esconder, la diga Agamenón, que era rey de Micenas, o su porquero. De cualquier forma, conviene, por la higiene del teatrillo festivo, que los Reyes Magos no recurran a la falacia ni a la mentira, ni difundan noticias falsas, sea Baltasar, Gaspar, Melchor o algún «alter ego». Tampoco es menester que convirtamos la celebración, a las bravas, en un alegato inclusivo, que no suena bien a oídos castos que la comitiva de Oriente cambie los pajes por pajas. Y no olviden que la única niña que desde la más tierna infancia sabe que los Reyes son los padres es la princesa Leonor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog