16 de abril de 2019
16.04.2019
Tierra de nadie

A ver si la cojo

No opinar está mal visto. Somos una sociedad de opinadores natos, aunque se destrocen familias

16.04.2019 | 05:00

Tener razón y llevar razón son expresiones sinónimas, porque el que tiene razón se la lleva consigo a todas partes, para que no se la quiten. Te dejas la razón en la mesa del restaurante, para ir al lavabo, y cuando vuelves ya no está. Discutí en una cena de colegas con un tipo que llevaba razón y cuando nos despedimos se largó con ella. Invité yo, que volví a casa desrazonado, descorazonado, y con noventa euros menos. Me tocó pagar, por no tener razón, como una forma de autocastigo. Si estás equivocado, paga. Yo pago mucho porque me equivoco mucho, ya sea hablando del Brexit o del conflicto catalán. Últimamente procuro no discutir para no pagar, pero a los que no discutimos se nos penaliza también.

- ¿Y tú qué piensas? -te preguntan cuando llevas un rato callado.

- ¿Qué pienso de qué?

- ¿De qué va a ser, de lo que estamos hablando?

-Perdona, es que estaba un poco distraído. Busco mil modos de no discutir con nadie, para no pagar, pero al final no hay forma. No opinar está mal visto. Somos una sociedad de opinadores natos, aunque no hay cosa que más familias haya destrozado que la opinión. Leí una viñeta de El Roto en la que un hombre decía: "La militancia permite tener razón sin necesidad de razonar".

-Opino -dije finalmente a la concurrencia- que la militancia permite tener razón sin necesidad de razonar. Dado que en el grupo había cuatro militantes, mis palabras cayeron fatal. Tuve que decir que no eran mías, sino de El Roto, pero El Roto no estaba presente y tuve que pagar yo de nuevo la comida (no siempre quedamos a cenar).

He hecho memoria de las veces que he tenido razón a lo largo de mi vida y me han salido solo tres cuatro, pero la tuve solo por un rato, de una forma puntual, momentánea.

Significa que no me la pude llevar a la cama, pese a haberla tenido. La razón proporciona identidad, como el pasaporte. A ver si alguien la olvida por ahí y se la cojo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog