29 de marzo de 2020
29.03.2020
La Opinión de Málaga
Coronavirus

Los obispos andaluces estudiarían autorizar procesiones de rogativas cuando acabe la pandemia

Descartan celebrar una "Semana Santa" en septiembre, como facultaría el Vaticano, y aunque no consideran oportuno tomar una decisión ahora, "estudiarían la conveniencia de realizar alguna procesión de carácter especial"

29.03.2020 | 17:36
Jesús Cautivo ante un mar de devotos el Lunes Santo de 2019.

No es el momento, ni mucho menos. Los casos de contagios de coronavirus aún crecen en Andalucía día a día y los obispos consideran que no es conveniente tomar en este momento ninguna decisión respecto a celebrar procesiones extraordinarias cuando acabe la pandemia. Es un deseo compartido por muchos cofrades y que el Vaticano llegó a dejar en manos de los máximos responsables de cada Iglesia local. Pero, en un comunicado hecho público este domingo, que tenía que ser de los Traslados en Málaga, la diócesis ha informado de que aunque los obispos han dialogado sobre el asuntos, prefieren aplazar esta decisión y "desde otras perspectivas" estudiarían la conveniencia de realizar "alguna procesión de carácter especial".

El decreto de Estado de Alarma debido a la situación excepcional por la crisis del coronavirus ha obligado irremediablemente a suspender las procesiones de Semana Santa, pero no la Semana Santa. Aquí los obispos son tajantes: "El Obispado considera importante informar a los fieles de que la Semana Santa no se suprime ni se traslada", indica la nota.

La Congregación para el Culto Divino, a través de un decreto, dejaba a criterio de los obispos la posibilidad de permitir que estas salidas procesionales se realizaran en septiembre. En torno a los días 14 y 15, ponía como ejemplo Roma, teniendo en cuenta que en la mayoría de los lugares se celebran procesiones el Jueves y Viernes Santo. Los obispos sostienen que si "las procesiones pudieran hacerse fuera de la Semana Santa serían expresiones de Piedad Popular, pero no "procesiones de Semana Santa". Insisten en que ahora no toca hablar de ello.

El Obispado de Málaga sí que ha establecido unas disposiciones con motivo del Covid-19 sobre las celebraciones de Semana Santa y los sacramentos, incorporando los últimos decretos de la Congregación para el Culto Divino. La autoridad eclesiástica recuerda que la Semana Santa "debe ser vivida con el deseo de siempre: dar gracias a Dios por la salvación en Jesucristo, muerto y resucitado". Para ello, recuerda a los fieles la importancia de recibir la "comunión espiritual" en este tiempo en que no es posible participar de la Eucaristía, así como el rezo de la Liturgia de las Horas, y la lectura y meditación de los textos evangélicos de cada día.

Comuniones


Por el contrario, el Obispado de Málaga sí plantea la posibilidad de que las primeras comuniones previstas para este próximo mes de mayo puedan dejarse para más adelante. La diócesis de Málaga recuerda que, de manera distinta a otras "aquí se lleva varios años trabajando pastoralmente para cambiar el término de "primeras comuniones" por el de "participación en la Eucaristía", y de promover que la participación de los niños en ella se produzca cuando estuvieran preparados espiritual e intelectualmente, sin reducirlo a los meses de mayo y junio, sino durante todo el año litúrgico, por lo que se exhorta a los sacerdotes, catequistas y padres a programar la participación de los niños en la Eucaristía de manera más personalizada, una vez que cese la pandemia, discerniendo con catequistas y padres el momento más conveniente para cada niño, animándole a hacerlo en la Eucaristía de la comunidad parroquial"

Respecto a las confirmaciones, los arciprestes son llamados a programar de nuevo su celebración al cese de la pandemia.

Del mismo modo, ha informado de que en la oración universal del Viernes Santo, se incluya una mención específica a los contagiados del Covid-19 y a todos los que les cuidan, así como a los investigadores que trabajan en una vacuna y a los que han muerto por culpa de la enfermedad.

Donación de 100.000 euros


El Cabildo de la Catedral de Málaga ha hecho una donación de 100.000 euros al Ayuntamiento de Málaga para atender las necesidades que surjan en la ciudad con motivo de la crisis del coronavirus. El vicario general de la diócesis y canónigo, José Sánchez Herrera, lo ha anunciado este domingo al termino de la Eucaristía celebrada en la Catedral y que ha sido retransmitida por Canal Málaga. El vicario no ha hecho alusión alguna a la cantidad donada. Sin embargo, el alcalde, Francisco de la Torre, sí que lo ha anunciado en su cuenta personal de Twitter.

 

Este dinero se destinará a recursos extrordinarios de atención y acogida dirigidos a las personas sin hogar.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook