Carlos Pérez Ariza, periodista y exprofesor de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga, ha publicado 'La prensa mancha y letras urgentes' (Ediciones Algorfa), una reflexión sobre el periodismo actual y análisis de asuntos urgentes del oficio, como el uso de las redes sociales y la defensa de la libertad de prensa. El volumen, asimismo, incluye una selección de artículos de Ariza publicados en La Opinión de Málaga desde el año 2015 hasta el año 2019.

El autor malagueño, que ha trabajado muchos años en Venezuela, emplea las primeras páginas del libro en meditar sobre la introducción de las nuevas tecnologías en la tarea informativa, los problemas económicos de las empresas periodísticas tras la crisis financiera de 2008 y la continuidad del papel como soporte. «Con estas reflexiones, que muchas de ellas he realizado en clase durante más de 20 años como profesor, y con las de otras personalidades de la prensa como Baron, exdirector de The Washington Post, armo la primera parte del libro», expone Ariza.

La segunda parte de la obra está integrada por varias piezas de Pérez Ariza en el periódico, elegidas según criterios de actualidad. Algunos de estos textos son: La purga turca, La deriva populista, La verdad de la posverdad o La ciberguerra del 5G, artículos sobre «temas que siguen estando vigentes en la actualidad», añade.

'La prensa mancha y letras urgentes' también contiene una serie de consejos para estudiantes de Periodismo o recién graduados. «Algo que siempre les digo a los jóvenes es que toda información, por pequeña que sea, tiene algo que investigar. Ya lo decían Tom Wolfe, el padre del Nuevo Periodismo, y Gabriel García Márquez». Igualmente, agrega que «hay que creer en la prensa y eso significa contraer un compromiso ético con la verdad».

El autor también hace referencia a las estrellas del periodismo, la entrevista y el reportaje y opina que un periodista no solo tiene derecho a preguntar, «sino el deber de escribir respuestas»: «Esta afirmación enlaza mucho con la actualidad, donde hay ruedas de prensa sin preguntas y políticos que dan declaraciones a través de una pantalla».

En 'La prensa mancha y letras urgentes', el periodista no deja ni un conflicto del oficio sin tocar: periodismo y democracia, titulación y colegios de periodistas, influencia de la publicidad, amarillismo, salsa rosa y periodismo digital o ciudadano. Además, cuenta su experiencia en el periodismo americano, agregando una serie de consejos sobre él.

Portada de la obra. L.O.

Respecto a las condiciones laborales de la tarea informativa, Ariza lastima la precarización que sufre. «Todo ha cambiado: cuando yo me gradué era otro mundo, no había internet. Por si fuera poco, los jóvenes de hoy en día han pasado por dos crisis: la financiera de 2008, que España aún no ha resuelto del todo, y ahora la del coronavirus. La situación es muy complicada para el futuro de la profesión». A pesar de este baño de realidad, el escritor intenta animar a las nuevas generaciones del oficio: «Tenéis que enfrentaros a la realidad sin ser pesimistas. La situación no es fácil, pero hay que buscar opciones alternativas y especializarse a través de lo digital y las nuevas vías que ofrece».

El quid de la cuestión sigue estando, por supuesto, en la libertad de prensa, ampliamente abordada por Carlos Pérez Ariza en su libro. «Está acorralada, pues el periodismo en España depende mucho de la ayuda oficial y cuando un periódico tiene dependencia de los presupuestos publicitarios de los organismos oficiales conspira contra la calidad del periodismo», manifiesta.