07 de octubre de 2020
07.10.2020
La Opinión de Málaga
Narcotráfico

Nueva macrooperación contra pisos de la droga del centro de Barcelona

Es la tercerca actuación policial con epicentro en el Raval que se activa en los últimos dos años

07.10.2020 | 09:29
Operación contra el tráfico de heroína en el barrio del Raval de Barcelona.
Nueva macrooperación contra pisos de la droga del centro de Barcelona

Un millar de agentes de los Mossos d'Esquadra, la Guardia Urbana y el Cuerpo Nacional de Policía han desplegado este miércoles a las 8.00 horas una nueva macrooperación antidroga contra diferentes tramas de delincuentes, la principal de origen paquistaní, que controlan pisos de la droga en el centro de Barcelona. Están previstas varias decenas de detenciones y de registros. El epicentro del dispositivo está en el centro del Raval. Se trata de una operación policial que está bajo secreto de sumario y que arrancó hace más de un año cuando se detectó de nuevo una actividad organizada de narcotráfico en el casco antiguo.

Es la tercera gran redada en dos años que se despliega en el Raval. La primera tromba policial –operación 'Bacar'– fue el 29 de octubre del 2018 y tuvo por objetivo desarticular la mafia dominicana que se había hecho con el control de 26 narcopisos y que arrestó a setenta personas. La segunda –operación 'Suricat'– fue un golpe librado el 20 de junio del 2019 contra la mafia pakistaní que había revelado a los traficantes dominicanos y se saldó con 35 registros en domicilios y la detención de cincuenta personas. La tercera ha sido de nuevo contra narcos de origen pakistaní.

Con la intervención contra la mafia pakistaní de hace 14 meses quedó al descubierto que el núcleo duro de la red explotaba a los compatriotas obligándolos, por la fuerza, a vender droga en pisos o de captadores, en la calle, usando la venta de latas como un disfraz para ofrecer marihuana, cocaína, marihuana o viagra. No solo cayó entonces una red de narcotraficantes sino también un engranaje de trata de seres humanos. Los trasladaban por diferentes rutas que conectaban Pakistán con Barcelona y al llegar a la capital catalana les comunicaban que habían contraído con la organización una deuda, que podía oscilar entre 12.000 y 25.000 euros, según avanzó El Periódico de Catalunya. En el Raval, la población de Pakistán representa un 20% de los habitantes, según datos del Ayuntamiento de Barcelona, y la inmensa mayoría no tiene vínculo con el narcotráfico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook