11 de noviembre de 2020
11.11.2020
La Opinión de Málaga
Atletismo

Muere Jordi Llopart, primer medallista olímpico de la historia del atletismo español

El atleta de El Prat, de 68 años, sufrió un infarto cardiorespiratorio del que ya no se ha recuperado

11.11.2020 | 17:44
Una imagen de Jordi Llopart.

Jordi Llopart ha fallecido finalmente este miércoles a los 68 años. El primer medallista de la historia del atletismo en unos Juegos Olímpicos con una plata en Moscú-1980 en marcha ha perecido a las 16.45 de hoy en el hospital Can Ruti, donde se ha procedido a la extracción de los órganos vitales de su cuerpo, tal y como constaba en su testamento. Con su adiós el atletismo español pierde un referente incontestable.

Pese a que su muerte fue anunciada prematuramente ayer martes, no ha sido hasta esta tarde que Llopart ha fallecido. El domingo sufrió un paro cardiorespiratorio y aunque se hizo todo lo posible por conseguir su recuperación, entró en un coma irreversible que se ha alargado hasta la tarde de este miércoles.

Los detalles de su funeral no han sido aún dados a conocer pero se sabe que se llevará a cabo en Canet de Mar, que es donde vivió los últimos años y de donde era su madre. Llopart, un pionero de la marcha, que popularizó junto a Josep Marín, también del Prat de Llobregat, una especialidad que hasta entonces era desconocida, se convirtió en un icono del atletismo español con sus éxitos internacionales.

Allanar el camino

Cuando ayer corrió la noticia de su muerte, el impacto fue inmediato en el atletismo español, mitigadas al conocerse el desmentido. Pero las reacciones crecerán ahora con la oficialidad en recuerdo de un atleta singular. El marchador Diego García, subcampeón de Europa de 20 km marcha, afirmó en las redes sociales que "con Jordi Llopart empezó todo". "Si hoy algunos nos podemos dedicar a esto es, en gran medida, porque Jordi le allanó el camino a la marcha española"

Llopart nació el 5 de mayo de 1952 en El Prat de Llobregat (Barcelona). Compitió en tres ediciones de los Juegos Olímpicos: Moscú'80, Los Ángeles'84 y Seúl'88. Era además asistente técnico sanitario (1970-74), diplomado en Turismo y cursó estudios de oficial de Artes Gráficas. Trabajó como auxiliar administrativo en el negociado de Hacienda del Ayuntamiento de Prat de Llobregat (1976-83), en el que estuvo en excedencia durante su etapa dedicada al atletismo.

"Siempre serás leyenda"

En un comunicado de la Federación Española de Atletismo de ayer se recordó con sentimiento su figura. "Hace 40 años, lloramos de alegría. Por primera vez, gracias a ti, subimos a un podio olímpico. Hoy lloramos de tristeza. DEP, Jordi Llopart. Siempre serás leyenda del atletismo español", indicó la RFEA en un comunicado.

Siempre militó en el Grupo Cultural Deportivo La Seda y su entrenador fue su padre, Moisés Llopart, exceptuando las dos etapas en las que lo dirigió en México el polaco Jerzy Hausleberg. Comenzó a practicar atletismo en 1965, en un principio en pruebas de cross.

Campeón repetidamente

En 1976 se proclamó por primera vez campeón de España en la prueba de los 20 kms en pista y dos años después se anotó su primer título nacional de los 50 kms, que revalidó en las ediciones de 1979, 1981, 1985, 1986, 1989 1990 y 1991.

En la cita de Moscú 1980 logró la plata en los 50 kms marcha. Era la primera vez que un atleta español subía al podio en una cita olímpica. En Los Ángeles'84 fue séptimo, y en Seúl'88, decimotercero. También participó en tres Mundiales, siempre en los 50 kms. marcha. Fue en los de Helsinki'83, Roma'87 y Tokio'91, con discretos resultados.

Intervino en cuatro Campeonatos de Europa, entre 1978 y 1990, y logró el oro el 2 de septiembre de 1978 en Praga -primera medalla de oro de un atleta español-, el sexto lugar en Atenas'82 y el noveno en los de Stuttgart'86. Además, disputó trece Copas del Mundo (1973-91)

Se retiró de la competición después de la cuarta posición en el Campeonato de España de marcha, en marzo de 1992 en Badalona, con lo que se quedó fuera del equipo olímpico para Barcelona'92.

Carrera de entrenador

Comenzó entonces su etapa como entrenador, en la que tuvo como pupilos a Daniel Plaza -campeón olímpico en Barcelona'92-, Basilio Labrador, Jesús Angel García Bragado -campeón del mundo 1993 y subcampeón en 1997 y 2001-, Teresa Linares, la polaca nacionalizada española Beata Betlej y varios marchadores japoneses.

Además, fue presidente de la Asociación Catalana de Deportistas contra la Droga y desde enero de 1993 asesor de la Federación Española en la categoría de marcha, organización en la que fue seleccionador nacional femenino en los 90.

Estaba casado en segundas nupcias con la exmarchadora lituana Sonata Milusaiskaite, a la que también entrenó y con la que ha tenido dos hijas (Karina y Victoria). En diciembre de 1979 se había casado con María del Carmen, con la que tuvo dos hijas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook