26 de agosto de 2014
26.08.2014
Fichajes

Vasileiadis ya tiene una oferta de dos años del Unicaja

El club, tras dialogar todo el día con su agente, envió por la tarde-noche un ofrecimiento por dos temporadas, aunque con cantidades que están aún lejos de las pretensiones del escolta

26.08.2014 | 00:16
El jugador griego trata de lanzar a canasta en un partido amistoso de hace unos días contra la Serbia de un viejo conocido, Vlade Stimac.

El Unicaja envió en la tarde-anoche de ayer a los agentes de Kostas Vasileiadis una oferta formal por dos temporadas, en un contrato progresivo, en el que ganaría más en la segunda temporada, pero alejado aún de los deseos del jugador. El escolta griego dejó ayer muy claro en La Opinión que quiere jugar en Málaga sí o sí, pero de momento las posturas no están próximas y habrá que seguir negociando. La pregunta es: ¿subirá el Unicaja su ofrecimiento hasta la petición de Vasileiadis?

El internacional explicó ayer que ya ha rebajado su caché hasta justo la mitad de lo que ganó el pasado curso en el Anadolu Efes y que ahora espera un esfuerzo del Unicaja. Al menos, eso sí, el club de Los Guindos dio un paso al frente y movió ficha, algo que pidió Joan Plaza por la mañana, en una rueda de prensa en la pista auxiliar del Carpena, y que los rectores de la entidad cajista cumplieron.

Fue un día de locos, que se concluyó con la redacción del ofrecimiento, después de que el club y la agencia de representación del escolta griego mantuvieran continuos contactos telefónicos durante la jornada.

La entrevista que Vasileiadis concedió en exclusiva a este periódico tuvo una amplia repercusión y las redes sociales se unieron para pedir al Unicaja esa guinda que coronaría un juego exterior de verdaderas campanillas. Probablemente, el más completo que se recuerde en Málaga.

Lo cierto es que el Unicaja, que había recibido durante la pasada semana repetidas peticiones de David Carro, agente de Vasileiadis en España, para sentarse a negociar, accedió a la petición del representante, socio de uno de los agentes de confianza del club, Arturo Ortega. El reputado representante lleva también los asuntos de Joan Plaza, por lo que la comunicación entre ambos ha sido continua. De ahí que el entrenador conozca a la perfección la disposición de Vasileiadis, a pesar de que, como confesó ayer el jugador, no ha llegado a dialogar con Plaza.

El coach es consciente de que el internacional heleno ha rebajado su caché hasta la mitad y ve en él ese exterior diferente y complementario que aporta liderazgo, carácter, experiencia y, especialmente, tiro. Vasileiadis es un tirador consumado, un especialista que no tiene el Unicaja y podría venir a Málaga con un contrato muy por debajo de lo que ha ganado esta temporada en el Efes turco.

El Unicaja, tras sopesar varias opciones, escuchó ayer al técnico. Plaza se reunió este fin de semana con el presidente, aún convaleciente de su operación, Eduardo García. El mandatario le transmitió la idea de guardar ese dinero –unos 200.000 euros– para invertirlos durante el curso en la contratación de algún temporero. Plaza convenció al presidente para invertirlo ahora en Vasileiadis, con lo que no habría nuevos movimientos en el futuro. El problema es que con esa cantidad no se satisfacen los deseos del escolta. «¡No voy a jugar gratis en Málaga!», llegó a comentar en estas mismas páginas.

El ofrecimiento que se le realizó ayer es superior a esa cantidad, pero no satisface el deseo del escolta, que tiene un elevado caché. Concentrado con su selección y a la espera de volar mañana miércoles a Sevilla para disputar el Mundobásket de España, Vasileiadis se comunicó ayer con varios responsables del club.

El exjugador cajista ya tiene la oferta por dos temporadas. El Unicaja se decidió y movió ficha, como le reclamaba su técnico. Su agente aún no ha rechazado de plano este primer ofrecimiento, aunque fuentes próximas aseguraron que no llega a las cifras que se esperaba. Sobre todo, porque el propio Carro ya envió la pasada semana un documento con las cantidades aproximadas que Vasileiadis querría cobrar, estableciendo bonus, la opción de una tercera temporada y varias cláusulas para incrementar la oferta del primer al segundo curso.

Plaza pidió al club que «esta semana» quiere tener la plantilla al completo. Se impone, pues, una negociación para tratar de llegar a un entendimiento. El Unicaja ya ha demostrado que quiere a Vasileiadis y el jugador dejó claro ayer en este diario que sólo tiene ojos para el Unicaja. ¿A cualquier precio? Pronto lo veremos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes