30 de mayo de 2019
30.05.2019
Play off de la ACB

Una maldición que dura ya nueve años

El Unicaja lleva 15 derrotas consecutivas a domicilio en play off: 6 contra el Barça, 4 ante el Madrid, 2 con Baskonia y una con Herbalife, Valencia y Tenerife

30.05.2019 | 05:00
Los jugadores del Unicaja celebran el triunfo ante Valencia en 2010.

El Unicaja no gana un partido lejos del Martín Carpena en las series por el título desde hace nueve años, cuando asaltó La Fuente de San Luis y venció al entonces denominado Power Electronics Valencia. Desde entonces, 15 partidos jugados y 15 derrotas de los verdes, la última en Vitoria hace ahora un año

­La eliminatoria que arranca mañana en La Fonteta será contra el Valencia Basket y también contra el gafe que persigue al Unicaja desde el pasado año 2010. Y es que 9 años es justo el tiempo que hace que el conjunto malagueño no gana un partido fuera de casa en una eliminatoria de play off. Demasiado tiempo. Parece una maldición más que un dato estadístico. Solo un dato: Joan Plaza, el entrenador más longevo en la historia del club cajista, se fue el pasado verano de Málaga sin ser capaz de ganar un solo partido a domicilio en esta fase decisiva de la competición en sus cinco temporadas en el banquillo verde. Increíble, pero cierto.

Fue precisamente en Valencia donde el Unicaja conquistó su última victoria a domicilio en un play off por el título. El cuadro verde, adiestrado entonces por Aíto García Reneses, asaltó la pista del Power Electronics Valencia: 82-83. Con el factor pista en contra, como ahora, el Unicaja logró vencer el 21 de mayo de 2010 en territorio «taronja». La victoria llegó sobre la bocina. En la última posesión del Unicaja, el temporero Zabian Dowdell, base americano fichado para reforzar el equipo y con poco impacto en el juego, asumió la responsabilidad. No cogió la bola ni Omar Cook (20 puntos aquella noche) ni Gary Neal (20) ni Giorgos Printezis (14). El saque a media pista fue para Dowdell, que penetró y anotó una canasta que le dio el primer punto en la serie a los malagueños, que luego remataron en casa y eliminaron al Valencia: 85-76.

Esa fue la última victoria que la «marea verde» pudo disfrutar del equipo en un play off lejos del Palacio de los Deportes. En las semifinales contra el Barcelona de aquella temporada no hubo nada que hacer. Contundente 3-0 para los blaugranas, que vencieron los dos de casa (85-76 y 71-58) y luego también hicieron lo propio en Málaga (72-82).

Desde entonces, no ha habido forma de ganar un solo partido a domicilio. El siguiente curso 2010/11, el Unicaja sufrió de lo lindo para estar entre los ocho mejores de la competición. Aíto fue despedido y emparejó al Barcelona en cuartos, y los catalanes ganaron en el Palau (76-65).

Después llegó la oscuridad, con dos tenebrosas campañas sin play off debido a las malas actuaciones en la ACB. Ni Chus Mateo –sustituido por el propio Luis Casimiro al final– ni Jasmin Repesa lograron meter al Unicaja entre los ocho primeros de la clasificación ni en el curso 2011/12 ni tampoco en 2012/13.

Joan Plaza se hizo cargo de la nave verde el verano de 2013 y el Unicaja recondujo la situación y regresó donde le corresponde, a los play off por el título, en la cuarta posición liguera. Así que se midió al Herbalife, con victoria muy trabajada en casa (78-70). El equipo viajó después a Las Palmas de Gran Canaria. Allí sufrió una derrota ajustada después de un partido repleto de tomas y dacas, en el que el Unicaja tuvo una última posesión para poder ganar: 63-62.

En semifinales, el Unicaja lo rozó con los dedos, lo tuvo entre sus manos. Y eso que el rival era el Real Madrid, pero disputó un doble duelo sensacional. En el primero, el encuentro incluso llegó a la prórroga. Pero luego Mirotic fue letal: 98-93. Después, en un polémico choque, con un error brutal de la mesa de anotadores con el tiempo y la permisividad arbitral, los blancos ganaron con un apuradísimo 89-87. Y con Rudy Fernández «picado» con el banquillo verde.

En la 2014/2015, el Unicaja volvió a tener a su favor el factor cancha en cuartos, y perdió el segundo choque en Vitoria ante el Laboral Kutxa: 92-82. En semifinales se emparejó con el FC Barcelona, en un play off histórico, en el que comenzó perdiendo, y por paliza, los dos primeros duelos: 91-60 y 91-70. Obró la machada de ganar dos más en casa y en el quinto, en el Palau, un triple de Navarro volvió a ser mortal: 77-74.

Hace tres temporadas fue también el Valencia Basket el rival que derrotó a los verdes en cuartos. La ventaja de campo era para los taronja, que ganaron el primer duelo en La Fonteta 79-75 y luego remataron la faena en el Carpena.

La temporada 2016/2017, cayeron otras tres derrotas a domicilio de los verdes fuera del Carpena en play off. En cuartos de final, 73-67 ante el Iberostar. Y en semifinales, 71-68 y 101-72 ante el Real Madrid, que no dio opción con un contundente 3-0 en «semis».

La pasada temporada fue el Baskonia el que provocó la que hasta la fecha es la última derrota a domicilio en play off para el equipo verde, por un contundente 87-70.

El Unicaja tiene mañana ante sí la preciosa oportunidad de hacer cambiar la historia reciente de sus resultados en la lucha por el título lejos del Martín Carpena. Son ya la friolera de 15 partidos seguidos perdiendo fuera de casa en las series por el título. Lo de Valencia aquel 21 de mayo de 2010 queda demasiado lejos. Toca romper el gafe en el mismo escenario que aquel día. ¿Será posible?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes