22 de marzo de 2020
22.03.2020
La Opinión de Málaga
Cantera

El júnior cajista Yannick Nzosa se coloca número 1 en las webs especializadas en el draft de la NBA

El pívot cajista encabeza la lista de mejores jugadores de la generación de 2003 en los portales digitales que pronostican sobre el "sorteo" de 2022

22.03.2020 | 14:41
Nzosa, en un partido de la Euroliga júnior ante el Olympiacos.

Casi no se le ha visto jugar a Yannick Nzosa (Kinshasa, 2003) desde que el pasado verano el Unicaja sorprendió al baloncesto europeo y mundial fichando a este pívot congoleño de 2.08 metros y un futuro espectacular en el mundo de la canasta. El club de Los Guindos mantiene desde entonces un conflicto pendiente con el Stella Azzurra italiano, su antiguo club, que ha impedido que Nzosa pueda jugar con el Unicaja de Antonio Herrera la Liga EBA, aunque sí pudo participar en el Adidas Next Generation (la Euroliga júnior), donde el Unicaja acabó subcampeón de la cita de Valencia y el congoleño fue elegido en el 5 ideal del torneo. Algo, por cierto, que había ocurrido también en el Adidas Next Generation Tournament Kaunas 2019, cuando todavía tenía edad cadete y defendía la camiseta del cuadro italiano.

Esta pasada semana, los portales digitales que "vigilan" el baloncesto base europeo (el más importante del mundo fuera de EEUU) han actualizado sus ránkings y hay unanimidad en asegurar que Yannick Nzosa es el mejor proyecto 2003 de jugador actualmente en Europa. Eurospects, Eurobasket y Eurohopes, tres páginas de referencia, lo tienen claro y lo colocan en el número 1 de cara al draft de 2022, en el que comparecerán los jugadores de baloncesto de su generación. Esta opinión unánime es novedad ya que hasta la fecha algunas apostaban por el alero montenegrino del Buducnost Fedor Zugic o por el pívot turco Adem Bona, pero la última actualización coloca de manera unánime en el Top 1 al actual jugador del Unicaja.

En el club de Los Guindos se trabaja a marchas forzadas para arreglar su situación y que pueda empezar a jugar cuanto antes. Es verdad que la Euroliga le dio un permiso especial para jugar su competición, pero la FEB no le permite participar en la Liga EBA con su equipo. Y es que hay un conflicto pendiente con el Stella Azzurra, club en el que Nzosa estuvo los dos años anteriores, que se niega a facilitar el tránsfer internacional del jugador porque considera que los derechos del congoleño les pertenecen, salvo que el Unicaja page una cantidad económica por su traspaso.

La revista Gigantes aseguró el pasado septiembre que incluso el Stella Azzurra había denunciado a la Policía la desaparición del jugador, una vez el club italiano supo que Nzosa estaba en Málaga paara incorporarse al club cajista. Lo cierto es que el Unicaja logró un acuerdo con el mentor del jugador y también sus padres firmaron la correspondiente solicitud para que su hijo pudiera cambiar de equipo y de país. Y por eso Nzosa dejó Italia y viajó a Málaga, para empezar una nueva etapa en el Unicaja.

"Espero que vamos a verlo muy pronto. Su ficha y su contrato los tiene hecho con nosotros, está todo en orden. Estamos en un pequeño contencioso que está en vías de resolución", aseguró Eduardo García, presidente cajista, meses atrás en Zona Verde.

Por ahora, hay que esperar. Nzosa ya se ha entrenado en varias ocasiones con el primer equipo, a las órdenes de Luis Casimiro. Tener al mejor jugador del mundo FIBA de su generación en tu cantera es un lujo del que pocos clubes pueden presumir. El congoleño debe ser la próxima temporada la gran estrella de la "fábrica" de Los Guindos y un pilar sobre el que edificar un proyecto, quizás en una categoría superior a la propia Liga EBA, como se especula, con la apuesta por un equipo en la LEB Plata. Después, el tiempo dirá si también puede asentarse en el primer equipo o la NBA se lo lleva, previo paso por caja. En definitiva, muchas incógnitas abiertas y una única certeza: Yannick Nzosa es el mayor proyecto de jugador de baloncesto de la generación de 2003 en territorio europeo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes