17 de abril de 2020
17.04.2020
La Opinión de Málaga
Planificación

Axel Bouteille, contrato blindado con el Unicaja

El jugador francés solo puede romper su vinculación con el Unicaja este verano si los verdes se quedan sin plaza en cualquier competición continental de cara a la próxima campaña 2020/2021

17.04.2020 | 13:47
Axel Bouteille, el día de su presentación.

La continuidad de Axel Bouteille en el Unicaja la próxima temporada está garantizada "casi" al cien por cien (en el mundo del deporte es mejor dejar siempre un mínimo resquicio al "por si acaso"). Lo cierto es que el internacional francés parece que está atado y bien atado por la entidad de Los Guindos. Una muy buena noticia para el club verde y su afición, que casi no ha podido disfrutar todavía del jugador galo, al que solo le dio tiempo de jugar un par de partidos vestido con la camiseta verde antes de que la crisis del coronavirus suspendiera hace ya más de un mes el habitual devenir de la temporada.
El internacional galo llegó a finales del mes de febrero a Málaga. Tras la Copa del Rey, el club de Los Guindos sorprendió a propios y extraños con una operación relámpago en el mercado que posibilitó "sacar" al alero francés del RetaBet Bilbao Basket para fichar los lo que resta de esta temporada y dos campañas más por el cuadro cajista. Un contrato con letra pequeña en el que se puso una cláusula de salida para este próximo verano, ejecutable solo por el jugador, en el único caso de que el Unicaja se quede sin jugar ninguna competición europea el próximo curso.

A pesar de que en su día se apuntó que esta cláusula se podría ejecutar el próximo 30 de junio en el caso de que el Unicaja no lograra plaza para la Euroliga 2020/2021, lo cierto es que en el contrato firmado por Bouteille y el club se habla de salida del jugador "solo" en el caso de que el Unicaja no participe el próximo curso en ninguna competición europea -Euroliga o Eurocup-, según pudo confirmar este medio de fuentes de Beo Basket, la agencia de representación del exterior francés.

Aunque la temporada está parada y el futuro de la Liga Endesa y de la Eurocup es una incógnita, lo cierto es que nadie duda de que el Unicaja estará la próxima temporada otra vez jugando competición continental. Hay que recordar que el Unicaja es uno de los 8 equipos que todavía pùede ganar la Eurocup esta temporada, única competición que dará opción de clasificación para la próxima edición de la Euroliga. El ganador tendrá billete asegurado en la próxima edición de la máxima competición continental e incluso el finalista podría también lograr una plaza, siempre y cuando Valencia Basket y Alba Berlín se queden fuera de los 8 primeros de la actual Euroliga.

El Unicaja buscará (si se reanuda la competición continental) una de esas dos plazas, pero en el caso de no lograr ese objetivo, parece inviable pensar que el Unicaja no repita la próxima temporada en la Eurocup 2020/2021, sea por méritos deportivos o por invitación de la misma organización. Su presencia ininterrumpida en la Euroliga desde 2001 hasta 2016 y la apuesta firme de Eduardo García y el club cajista, posicionado siempre del lado de la organización dirigida por Jordi Bertomeu en su guerra de estos últimos años contra la FIBA, le asegura una plaza en la próxima Eurocup sí o sí. Esta cuestión es la que implica de forma indirecta que esté asegurada esa continuidad de Bouteille en Málaga, sea vía Euroliga (ojalá) o vía Eurocup.

El impacto del jugador francés en el equipo de Luis Casimiro fue espectacular en los dos partidos que ha podido jugar hasta ahora, frente al Real Madrid y contra el Joventut de Badalona. Sus estadísticas medias en estos dos choques fueron de 12.5 puntos, 4.5 rebotes, 2 asistencias y 12 de valoración por partido, con 32:28 minutos de media sobre el parqué.

Parece que la afición cajista tiene asegurado poder disfrutar en los próximos meses de una de las sensaciones del baloncesto europeo. Un fichaje de presente y futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes