El Covid-19 ha marcado un antes y un después en nuestra sociedad. Nuestra forma de relacionarnos, el rol de la salud en nuestras vidas y hasta nuestra manera de trabajar.

Hasta antes de iniciarse el Covid-19, España estaba en la cola de Europa en cuanto a teletrabajo con tan solo una adopción del 7%, pero desde que inició la pandemia y los confinamientos, ha crecido tanto el número de personas que teletrabajan como el número de horas que pasamos en casa.

El paso de los meses con malas posturas, malos hábitos generados o potenciados durante el confinamiento, trabajos repetitivos, entre otros, está produciendo más tensión por estrés, más dolores de cabeza, mareos, molestias lumbares, calambres y otros síntomas. Estos problemas han tomado protagonismo en la actualidad, ya que afectan a nuestro día a día, y en el último año, se han enfatizado enormemente. 

En este ámbito, una de las disciplinas clave que ayuda a mejorar estos problemas de raíz es la quiropráctica, la cual trabaja sobre el sistema nervioso y la columna vertebral. Una disciplina con un alto reconocimiento internacional y cada vez más extendida en España.

Para quienes no conocen la profesión, la quiropráctica es una terapia manual que corrige la subluxación vertebral, es decir, el mal posicionamiento de las vértebras. Cuando éstas salen de su posición natural, empiezan a aplicar presión sobre los nervios, generando que el cerebro tenga menor control sobre el cuerpo y cuando eso ocurre aparecen problemas de salud. Es decir, la quiropráctica se encarga de mejorar la función del sistema nervioso y por tanto de todo el organismo.

Del mismo modo que acudimos frecuentemente al dentista para realizar revisiones, se recomienda acudir al quiropráctico/a para chequear la columna vertebral y ayudar a mejorar nuestro bienestar general.

Así lo cuenta Judit Gijón Jiménez, quiropráctica en el Centro Soho Quiropráctica, en pleno Barrio de las Artes de Málaga Capital. Comenta que, además de la realización de revisiones periódicas de la columna, el número de visitas al centro se ha incrementado notablemente en los últimos meses debido a la cuarentena y al teletrabajo. Por ello, han evolucionado, adaptado y perfeccionado sus técnicas al nuevo paradigma social.

«La principal técnica que utilizamos son los ajustes vertebrales específicos. Se trata de favorecer el movimiento del segmento articular vertebral sobre el que actuamos y por tanto, del movimiento de la columna y del cuerpo en general. Dependiendo el caso, utilizamos herramientas como percutores, cuñas para alineamiento pélvico, re-educadores cervicales, etc».

Cuentan con un equipo de profesionales con titulación internacional en Quiropráctica, donde dejan claro que su propósito es seguir ayudando a las personas en el cuidado de su salud, y a concienciar sobre la importancia de tener una columna vertebral sana y un sistema nervioso libre de interferencias para poder funcionar al 100%.

Más información:

Ubicación: