Autopsia

La autopsia revela que Cilla Black murió de un golpe en la cabeza

El cadáver de la artista fue hallado el sábado en su casa de Estepona

06.08.2015 | 12:52
Cilla Black, durante un evento celebrado en Londres en 2010.

Amiga de los Beatles y estrella televisiva

  • Aunque poco conocida en nuestro país, Cilla Black era toda una estrella en el Reino Unido. Comenzó su carrera como cantante, gracias al impulso que le dio un amigo de su familia, que resultó ser Ringo Starr, batería de los Beatles. Con la banda de Liverpool tuvo una intensa amistad y tanto Starr como Paul McCartney mostraron el domingo sus condolencias en las redes sociales por la muerte en Estepona de Black, una mujer hecha a sí misma que dejó atrás la pobreza en la que se crió en Liverpool para ser una de las caras más conocidas del star system británico y habitual de las páginas del corazón de los tabloides. De la música, donde logró algunos números uno, pasó a la televisión, donde presentó programas de gran éxito como la edición británica del Sorpresa, Sorpresa, durante casi dos décadas, y Blind Date, de citas a ciegas. Madre de tres hijos, y viuda de Bobby Willis, con el que estuvo desde los 17 años, Black solía pasar sus vacaciones entre Barbados y la Costa del Sol.

­ La estrella británica Cilla Black murió el pasado sábado a los 72 años en su casa de Estepona como consecuencia de un traumatismo craneoencefálico motivado por una caída. Esta es la principal conclusión de la autopsia realizada al cadáver, cuyo informe añade que la elevada temperatura a la que quedó expuesto el cuerpo de la artista influyó sin ser determinante.

El documento del Instituto de Medicina Legal de Málaga explica que, con los datos obtenidos durante el levantamiento del cadáver, la inspección ocular y la investigación policial, la hipótesis más razonable es que la mujer tropezara o perdiera el equilibrio, como le había ocurrido alguna otra vez. En su caída de espaldas volcó la mesita que tenía cerca y se golpeó contra la pared en la zona interparietal de la cabeza, es decir, en la base posterior.

Lesiones. El impacto, añade el informe, le provocó dos contusiones en sendos lados occipitales que coinciden con el sumidero del rodapié de la pared en el que quedó encajada la cabeza. «Este traumatismo origina la hemorragia subaracnoidea focal con pérdida de consciencia, quedando expuesta al sol durante unas cuatro horas», subraya la autopsia. Sobre el golpe de calor, la autopsia especifica que los 39,9 grados de temperatura que registraba el cuerpo cuando la ambiental era de 25 grados puede sugerir la existencia de este trastorno, pero precisa el hecho de que el cadáver permaneciera al sol, incluso cubierto con sábana y toalla, varias horas después de la muerte, podría ser la explicación de tan alta temperatura post mortem. «No procedería, por consiguiente, el diagnóstico exclusivo de golpe de calor clásico (no el inducido por el ejercicio) porque, además, es un cuadro clínico patológico que no evoluciona con tanta rapidez», abunda la necropsia, que establece la hora del fallecimiento entre las 12.30 y las 14.30 horas del sábado, aunque una amiga dijo que la vio con vida sobre las 13.30. El cuerpo de Black fue hallado por su hijo entre las 17.30 y 18.00 horas en el solarium exterior de su dormitorio y el levantamiento del cadáver fue a las 22.30.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine