Congreso jurídico

La abogacía reivindica "retribuciones dignas" para los abogados de oficio

El presidente de los letrados andaluces y Lara piden a la Junta que restituya el 10% del dinero de justicia gratuita suprimido en 2012

17.10.2015 | 00:53
De izquierda a derecha, Vázquez, Ortega, Bernal, Lara, Catalá, De Llera, Pascual y Gómez-Barroso.

­El presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Abogados, José Pascual, y el decano del Colegio de Abogados de Málaga, Francisco Javier Lara, reivindicaron ayer una «retribución digna» para los letrados del turno de oficio, y lo hicieron en presencia de quienes tienen en su mano, precisamente, arreglar esa situación, el consejero de Justicia, Emilio de Llera, y el ministro del ramo, Rafael Catalá.

Pascual y Lara eligieron la inauguración del undécimo Congreso Jurídico de la Abogacía, que se celebra entre ayer y hoy en el Palacio de Ferias de Marbella, para hablar de este asunto. Todos los presentes se refirieron al nivel que ha alcanzado este foro científico jurídico, y Lara recordó que este año se han logrado los 1.347 inscritos frente a los 1.206 de 2014, un récord absoluto, pero en seguida entraron en faena.

Abrió el fuego Pascual, con una intervención muy reivindicativa: «Reivindicamos retribuciones dignas, que se paguen puntualmente y además que se nos restituya el 10% descontado en 2012, por la crisis, y el 50% de los gastos de infraestructura». En su opinión, también hay que adecuar los baremos del turno de oficio en casos de mediación o macroprocesos. «No es de recibo que se paguen 500 euros a un abogado por un macrocaso y 22 euros por cada 1.000 folios», indicó.

Lara, en su discurso de inauguración, recogió el guante de Pascual y empezó dándole una de arena al consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera, quien dejó muestras claras de su fino sentido del humor. Lara precisó: «Los abogados de oficio estamos al corriente en el pago de los honorarios por primera vez en la historia, gracias consejero», y luego dio la de cal: «Seguiremos en la tarea de conseguir actualizar los baremos, mejorar las condiciones en las que prestamos nuestros servicios, recuperar el 10% y los gastos de infraestructuras».

El consejero, en su intervención, reconoció: «Sé que no pagamos lo que debiéramos pagar, cuando podamos lo haremos», y antes indicó: «¿Que si podemos aumentar el 10% que se pide? Lo veremos, pero sabe usted que hay una consejera de Hacienda, que no tiene corazón, que es apátrida, que carece de empatía como todos los consejeros de Hacienda... con la que está cayendo. Yo la recuperación no la veo por ningún lado. Parece difícil que podamos restablecer ese 10%». La Sala Tirant lo Blanc del palacio estalló en risas, tras la velada referencia al discurso del Gobierno de Mariano Rajoy.

Lara, por otro lado, alabó la retirada de la Ley de Tasas del ministro, pero indicó que hay que seguir luchando por que se le retire a las pequeñas y medianas empresas.

En cuanto al momento que atraviesan sus relaciones con los responsables judiciales de la provincia, dijo que uno de sus próximos objetivos es «normalizar las relaciones con la Administración de Justicia. Estos desaguisados no benefician a nadie», pero insistió en denunciar «las faltas de respeto de las que somos objeto todos los días» los abogados.

La secretaria general del Consejo de la Abogacía Española (CGAE), Victoria Ortega, ironizó: «No nos va a quedar una norma sin reformar», y destacó la respuesta que la abogacía va a dar a la crisis de los refugiados.

El ministro, espoleado por la puya de De Llera, hizo un discurso propio de una precampaña electoral, que es lo que toca, y habló de que en 2012 España estaba «exhausta, endeudada, con tasas de paro insostenibles» y ahora, en cambio, «hay un modelo sano, estable, que no se basa en el sector inmobiliario». Destacó otra vez el acierto de «dejar de hacer» cosas, como la retirada de la Ley de Tasas tal y como se planteó, y la eliminación del partido judicial uniprovincial. Defendió las reformas en todos los órdenes del Gobierno, y luego enumeró las numerosas modificaciones de leyes procesales que ha emprendido el Ejecutivo y la «lucha contra la corrupción, hechos del pasado que ahora se han puesto de manifiesto».

Tras vender las reformas en materia de corrupción, como la Ley de Transparencia, destacó que las reformas han generado seguridad jurídica, resaltó que el dinero de los bienes incautados en Malaya irá a parar en Marbella y expresó su confianza «en que hemos seguido el camino correcto».

El alcalde de Marbella, José Bernal, hizo un repaso histórico por la figura del abogado y agradeció la elección del municipio como sede del congreso jurídico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine