Perdidos y encontrados

Griñanchov

27.06.2013 | 05:00

Hay personas que son muy jóvenes pero hablas con ellas y te das cuenta de que son más antiguas que los balcones de palos, y hay otras personas que son mayores y son personas que están en el momento que viven y en el futuro». José Antonio Griñán cumplirá 70 años en 2016 y no parece un balcón de palos, pero su edad la ha esgrimido como argumento para no vivir en el futuro de la Presidencia de la Junta. La noticia ayer era que Griñán declararía en el Debate del estado de la comunidad su intención de no presentarse a la reelección dentro de tres años –si no se adelantan las elecciones andaluzas–.

Y Griñán declaró. Lo hizo en el Parlamento de Andalucía, no ante el juez, como deja entrever el secretario del PP andaluz, José Luis Sanz, que debería hacer por los ERE, la verdadera causa para los populares de esta «huida» del líder socialista andaluz. En ello insiste el PP andaluz en vez de seguir el dicho de «a enemigo que huye puente de plata» y esperar a que el juez decida. Otro error más del PP en Andalucía, donde fracasan desde el inicio de la democracia a pesar del éxito electoral de sus alcaldes en las más importantes ciudades andaluzas. En parte errores como ése propiciaron que en las últimas elecciones andaluzas no ganara nadie y que el PSOE siga gobernando.

El presidente andaluz cerró ayer su discurso inicial colocando con delicadeza intelectual estas 4 minas de última generación: 1ª –Las viejas recetas ya no sirven por mucho éxito que hayan tenido en el pasado, 2ª –No estoy hablando sólo de mí, 3ª –Nuestro país necesita remover todo lo necesario para revitalizar sus motores y la política no es un motor auxiliar de la sociedad, 4ª –Nuevos pilotos harán nuevos horizontes. Y una 5ª, la de pedir a su partido la limitación de mandatos a dos legislaturas, que puede estallar como una bomba racimo en la política española. Ojalá.

Por último, queriendo patentar su propia etiqueta ideológica, citó a un líder de la izquierda, al presidente uruguayo, José Mujica, en una entrevista a El País (recomiendo también esta entrevista en TVE: http://www.rtve.es/alacarta/videos/los-desayunos-de tve/entrevista-jose-mujica-presidente-uruguay-desayunos/1847647).

Otras veces Griñán dijo que sí se presentaría en 2016. Pero ya no hay marcha atrás. El intelectual y contradictorio Griñán, brillante en sus discursos y réplicas pero no tanto en sus decisiones –incluida la de la elección de sus presuntos relevos–, es ya un «pato cojo». Así llaman en EEUU al presidente en sus dos últimos años, cuando ya no se puede volver a presentar y empieza a ser abandonado por los suyos en busca del siguiente líder con posibilidades. Pero con su cojera, el pato Griñán ha pisado una mina temible para Rubalcaba, más joven pero en este momento «un balcón de palos» en el PSOE. Al fin y al cabo esa expresión, y la frase que inicia este artículo, es del propio Griñán, un político mayor pero aún tan joven que parece vivir en el presente como un Gorbachov el futuro de su partido.

Opinión

Cuánto duraba un beso a los 15 años

Hay unos 300 chavales de esa edad en la sala grande de los cines El...

 
 

LUIS RUIZ PADRÓN

Neolengua

Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? ¿Por qué llaman rehabilitación a lo que es un...

 
 

RAFAEL DE LA FUENTE

Marbella y la librería Mata

Sus fondos eran perfectos y tenían la capacidad de conseguir rápidamente cualquier libro que el...

 
 

MIGUEL A. SANTOS GUERRA

Buen profesional, profesional bueno

¿Qué profesionales entrega la institución universitaria a la...

 
 

MATÍAS VALLÉS

El PSOE los envía a la cárcel

Baja levemente la tensión en Cataluña, y de inmediato se recrudece un...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

El arte como trofeo

¿Quién puede presumir de tener en el salón de su casa nada menos que un cuadro salido de la...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine