Punto final

Florentino es la Cenicienta

02.09.2015 | 05:00

El fútbol es un deporte simbólico. Si al Madrid se le escapa un fichaje, está perdido. David de Gea no ha podido con Goliat de Manchester. Esta humillación es más dolorosa que tres derrotas consecutivas en la Liga. El fichaje en falso se produce tras una temporada sin títulos de relevancia, otro símbolo nefasto. Hasta un reloj estropeado marca la hora correcta dos veces al día. No así el Rolex de Florentino, que atrasa con más intensidad que su equipo. A medianoche del lunes, el presidente blanco se convirtió en la Cenicienta. Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

El principesco Florentino viste desde medianoche los harapos del pordiosero. Mendiga a las puertas de un portero que todo su dinero no puede comprar. El Manchester United le ha marcado un gol a De Gea. Curioso, porque es su guardameta. Sumando a los exiliados Víctor Valdés y Casillas, quién está asesinando a los grandes chefs españoles. La nota autoexculpatoria del Madrid dibuja una gran conspiración. Por desgracia, no salva el prestigio del club burlado. Si cotizara en Bolsa, ayer se habrían desplomado sus acciones. Sus omisiones, a juzgar por la pasividad del lunes.

Nunca se había concentrado tanto esfuerzo en no contratar a un portero, ese atleta superfluo que efectúa a lo sumo cinco intervenciones por partido. El primer fichaje cronometrado de la historia ha tenido un final infeliz, salvo en Barcelona. El cuento no podía acabar sin mencionar a la madrastra. En el testimonio de parte emitido por el Madrid, se señala con sospechosa insistencia el papel jugado por los agentes de Keylor Navas. Las tácticas dilatorias de los costarricenses han fructificado. Continuará.

El vodevil perjudica al Madrid con más intensidad que al fútbol. Sin embargo, destapa la maraña de los esclavos de lujo, a veces llamados futbolistas. El ceniciento Florentino nunca debió aceptar una negociación contrarreloj. Sin prórroga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine