Novedad

Una casa prefabricada que ahorra por un tubo

La funcionalidad de esta vivienda se combina con su buen gusto y la comodidad que ofrece

13.10.2013 | 17:09
Una casa prefabricada que ahorra por un tubo

Para que los edificios sean eficientes, también debe serlo su construcción", explica el equipo de arquitectos López-Pedrero-Roda. Y la eficiencia constructiva se logra "con el máximo de elementos prefabricados, gestionando el rendimiento del trabajo, reduciendo el gasto de energía, de agua y los desechos al mínimo y siendo ágiles si hay que modificar la vivienda", indican.

También explican que deben desterrarse los prejuicios sobre las casas prefabricadas, que pueden ser tan cómodas, duraderas y estéticas como las construidas en obra, con la ventaja de que la calidad de los acabados se controla en fábrica, incluidas las instalaciones –tuberías, cableado...–, que pueden llegar montadas del taller, lo que reduce los tiempos de ejecución. La vivienda que ellos proponen la pueden montar cuatro operarios en tres meses.

Los arquitectos han ideado el sistema constructivo a240, basado en la combinación de tres tipos de anillos estructurales. Uno está formado por una base y dos arcos ciegos. El segundo es ciego por un costado y abierto por el otro, y el tercer tipo está abierto por los dos lados. Las aperturas laterales se pueden utilizar para conectar con otras anillas, lo que permite ampliar la casa con facilidad cuando se desee.

El diámetro interior es de 410 cm, con una altura libre de 310 cm, una profundidad de 265 cm y un ancho transitable de 352 cm. Comparado con una construcción en forma de cubo que tuviera la misma base, este cilindro ofrece un 11% más de volumen interior. Además, explican los arquitectos, "para crear un volumen de estas dimensiones se necesita menos piel (recubrimiento de la estructura) que en un cubo".

Las instalaciones (desagües, agua, electricidad, climatización y ventilación) pasan por un sótano de 120 cm de altura que ocupa la base del edificio. Allí se hacen reparaciones, cambios y empalmes sin tener que entrar en la casa. Un programa informático –con control remoto y conectado con una central de alarmas– centraliza la gestión de todas las instalaciones, avisa de averías y proporciona los consumos y los costes.

El desarrollo de este proyecto, que ha dado lugar al prototipo que se muestra en estas páginas, es también un ejemplo de arquitectura de proximidad. Todos los industriales que han intervenido en la fabricación y el montaje (como los prefabricados Planas y la promotora Busquets Sitjà) están en un radio de 10 km de Vilobí d´Onyar (Girona), donde se ha instalado esta casa.

Enlaces recomendados: Premios Cine