El PSOE-A reunirá este martes en Málaga a los alcaldes de las grandes ciudades para planificar la estrategia ante el reto de las próximas elecciones municipales, una cita en la que se juega la hegemonía local que podría verse amenazada si el PP consigue trasladar a los ayuntamientos la mayoría conseguida en las autonómicas.

Alcaldes de más de 50.000 habitantes acudirán a Málaga para abordar la planificación ante las elecciones de mayo de 2023, una cita a la que el PSOE-A llega, un año después del 14 congreso regional, "unido y preparado para revalidar" los objetivos establecidos por la dirección que lidera Juan Espadas, han informado EFE fuentes socialistas.

Los socialistas sitúan sus pretensiones en revalidar sus más de 450 alcaldías e incluso en aumentar el poder municipal, lo que le permitiría iniciar la recuperación y aumentar confianza de la ciudadanía tras el revés de los comicios autonómicos del 19 de junio.

En las anteriores elecciones municipales, el PSOE-A consiguió 458 alcaldías de los 785 municipios andaluces, aunque perdieron ayuntamientos importantes como los de Córdoba y Granada debido a pactos entre el PP y Cs, pero han recuperado la de Granada a través de una moción de censura.

Mantuvieron, sin embargo, las capitales de Huelva, Jaén y Sevilla.

El objetivo de los socialistas es mantener el color rojo en el mapa local de Andalucía y evitar, por tanto, que se convierta en azul del PP si este partido consigue trasladar la mayoría absoluta de Juanma Moreno a los gobiernos municipales.

Especial relevancia tendrá la batalla en las ocho capitales de provincias, más en Sevilla, la única gran capital que gobiernan los socialistas en el conjunto del Estado, con Antonio Muñoz de alcalde, el sustituto de Espadas, y de candidato.

A la vez, la capital de Andalucía es prioritaria y una asignatura pendiente para el PP, así como Jaén y Granada, donde los socialistas gobiernan en minoría.

Huelva es más complicado, ya que el PSOE tiene mayoría absoluta, y Málaga parece más proclive al PP con Francisco de la Torres de nuevo como candidato. Los comicios desvelarán si el veterano alcalde captará el voto de Ciudadanos o tendrá que pactar de nuevo con los naranja.