03 de mayo de 2018
03.05.2018
Medio Ambiente

La Fiscalía alerta del riesgo notable de incendio en el vertedero ilegal de Nerja

Insta al juzgado que investiga la existencia del basurero a que tome medidas urgentes

03.05.2018 | 05:00

La Fiscalía de Medio Ambiente de Málaga ha solicitado al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Torrox, que instruye la causa sobre el vertedero ilegal de Nerja, que inste a la Junta de Andalucía a adoptar medidas para prevenir incendios en dicha zona.

El ministerio público señala que en uno de los últimos informes unidos a la causa, se alude a «la falta de adecuadas medidas» de prevención de incendios en el vertedero, así como a la existencia de «gran acumulación» de material vegetal.

Esto, unido a las características topográficas y climatológicas de dicha área, que se encuentra rodeada de una zona forestal, hacen que la situación actual sea de «notable riesgo de incendio en el interior de un espacio natural protegido».

El fiscal añade que las abundantes lluvias podrían «desembocar en el crecimiento incontrolado de vegetación», lo que «aumentaría el riesgo de propagación de un eventual y nada deseado incendio».

Asimismo, precisa que el Seprona «advierte del efecto chimenea que podría provocar un incendio en la zona, por las condiciones topográficas», así como de «la dificultad de acceso al terreno» «con consecuencias sin duda catastróficas».

Recuerda el fiscal que corresponde a las administraciones autonómicas adoptar las medidas necesarias para prevenir dicho riesgo, por lo que pide al juez que haga un oficio urgente a la Delegación de Medio Ambiente para que «se adopten las medidas de prevención necesarias para impedir el peligro de incendio derivado de la existencia del vertedero».

El vertedero está junto al río de la Miel, dentro del monte público Pinar y dehesa del río Chillar y del Parque Natural Sierra de Tejera, Almijara y Alhama, un espacio protegido. En la causa se investigan delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente, falsedad y prevaricación; y se inició tras la querella de la Fiscalía de Medio Ambiente de Málaga y las actuaciones de la Guardia Civil.

Por el juzgado encargado del caso ya han acudido a declarar como investigados cargos públicos como el exalcalde José Alberto Armijo y la actual regidora, Rosa Arrabal; así como el delegado de Medio Ambiente, Adolfo Moreno; junto a una veintena de empresarios.

El vertedero, que en 2016 ocupaba 36.000 metros cuadrados, existe desde hace 15 años, en los que se ha estado «vertiendo de manera incontrolada toda clase de residuos de construcción y demolición, peligrosos, y grandes cantidades de podas». Supuestamente, era explotado por una sociedad, formada por cinco empresas «con el conocimiento de las administraciones».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp