El dispositivo del servicio de extinción de incendios forestales, Plan Infoca, ha informado de un fuego declarado en el término municipal de Torrox este sábado poco antes de las dos de la tarde, que ha quedado controlado pocos minutos después de las siete de la tarde y finalmente extinguido a última hora del día, calcinando en torno a diez hectáreas de terreno. En el lugar donde se han producido las llamas han trabajado un helicóptero de transporte y extinción, dos grupos de bomberos forestales, un técnico de operaciones y un agente de medio ambiente, habiéndose retirado ya otro helicóptero y dos aviones de carga en tierra. En la tarde del sábado ya solo se trabajaba por tierra en la extinción definitiva de las llamas.

Por el momento se desconoce la zona exacta donde se ha declarado este incendio forestal, al que también se han desplazado dotaciones de bomberos de Nerja y Vélez-Málaga del Consorcio Provincial de Bomberos (CPB).

Aún se trabaja en Sierra Bermeja

El fuego declarado el pasado miércoles en el paraje de la Resinera y que afecta a los municipios de Pujerra, Júzcar y Benahavís, ha quedado estabilizado y en él aún trabajan más de un centenar de efectivos terrestres medios aéreos y autobombas.

Ese incendio ha afectado a unas 3.500 hectáreas y los servicios de extinción se han dedicado hoy a eliminar puntos calientes para consolidar la línea de control y han actuado en la parte noroeste ante la previsión de aumento del viento de levante.

En la zona sur del terreno afectado, donde se encuentra la urbanización Montemayor de Benahavís, los equipos trabajaban para enfriar la zona.

Los efectivos terrestres se dedican también a labores de extinción, seguridad y coordinación en este incendio forestal y trabajan en el terreno tres medios aéreos y doce autobombas.

El viernes se declaró el nivel 0, lo que significa que ya no afecta a núcleos urbanos ni a personas, por lo que se permitió la vuelta de todos los vecinos afectados que estaban desalojados, un total de 2.000 personas de cinco núcleos poblacionales.