Una vez estabilizado el incendio forestal, que desde el miércoles se extendía por los términos municipales de Pujerra, Benahavís y Júzcar en los terrenos pertenecientes a la finca privada de La Resinera, la lucha se centra en eliminar los puntos calientes, que permitan el control del incendio y su posterío extinción. En menos de dos días de incendio, las llamas han calcinado unas 3.500 hectáreas, principalmente de pinar y monte bajo, y con distintos grados de afección.

A las nueve de la mañana de ayer, el director de extinción confirmó la estabilización de las llamas tras una noche intensa contra el fuego. Durante la noche más de un centenar de efectivos terrestres y siete vehículos pesados del Infoca no han cesado en los trabajos de extinción, que continúan este sábado por cuarta jornada consecutiva . Tras los vuelos de reconocimiento de la mañana y con la ayuda de otros tres helicópteros, las labores de extinción se centran ahora en eliminar los puntos calientes dentro del perímetro, con especial atención a la zona norte, que esperan tener controlada a lo largo de la mañana por la previsión de un cambio en el viento a la tarde.

Más de 200 de efectivos terrestres y 20 aeronaves, junto a vehículos pesados del Plan Infoca han continuado en la tarde de este sábado las labores para dar por controlado el incendio. Las labores de esta cuarta jornada, según han informado desde Infoca a Europa Press, se centran en eliminar los puntos calientes dentro del perímetro, con especial atención a la zona norte para consolidar la línea de control y a la zona noroeste, donde finalmente se han cumplido las previsiones de aumento del viento, que ha alcanzado los 40 kilómetros por hora. En el sur los equipos siguen enfriando la zona.

Sobre la evolución del incendio también ha hablado el presidente de la Junta, Juanma Moreno, que ha dicho, durante su visita a Marbella, que "se ha avanzado mucho" en los trabajos durante la noche y en esta jornada se encuentran 120 efectivos y 13 medios aéreos trabajando en la zona para evitar que haya una recuperación del fuego. Con esto, y "si todo fuese bien y no hubiese ninguna cuestión atmosférica que cambiase las condiciones", ha señalado que "lo normal es que a lo largo de esta noche y mañana esté absolutamente controlado y pasemos a la extinción completa".

Moreno también ha querido recalcar que la zona, que tuvo un plan de urbanismo para hacer un campo de golf, "ya no es urbanizable desde ningún punto de vista" porque la ley lo impide, y ha insistido que se desconoce la motivación que hubo en el fuego intencionado del pasado año, y este "se está investigando". No obstante, Moreno tiene sospechas por la cercanía de ambos incendios. "A mí me llama poderosamente la atención que en un mismo foco, en menos de doce meses" se hayan producido ambos incendios, ha apuntado.

Bomberos forestales a su llegada el jueves al puesto de mando de Benahavís, donde les esperaba los sanitarios, tras pasar la noche luchando contra el fuego. Javier Lerena

Ayer, afortunadamente se cumplieron las previsiones que manejaba el Infoca en la que se aseguraba una meteorología favorable durante las horas nocturnas, lo que abría una «ventana de oportunidad» para poner coto al fuego e impedir que siguiera avanzando. Así, la alerta pasó de nivel 2 a nivel 0 del Plan Infoca, lo que indica que ya no hay riesgo para la población ni para núcleos urbanos.

«Hemos ido muy despacio pero es verdad que el viento y sobre todo la humedad nos ha permitido que cada uno de los esfuerzos que hacíamos se convirtiera en un éxito no como otras veces que el trabajo en unos minutos se nos vuelve para atrás y tenemos que volver a empezar», celebró el subdirector del Centro Operativo Regional del Infoca, Juan Sánchez, en un primer balance en el Puesto de Mando Avanzado.

68

Incendio en Sierra Bermeja iniciado en Pujerra Álex Zea / Javier Lerena

No obstante, Sánchez dejó claro ya en esa temprana comparecencia ante los medios que los trabajos aún no han terminado, ya que el fuego se encuentra en fase de estabilización pero no de control, que es la etapa última que se debe alcanzar antes de dar el incendio por extinguido.

«Vamos a seguir trabajando pero sobre un perímetro que en principio no avanza y que además no tiene riesgo para la población, con lo cual nos quitamos un peso de encima y además liberamos efectivos para los trabajos quirúrgicos que tenemos que hacer en el monte», continuó el director del COR.

Asimismo, la consejera de Desarrollo Sostenible de la Junta, Carmen Crespo, informó que seguirá trabajando sobre el terreno un equipo de 250 efectivos y seis medios aéreos, para terminar de sofocar el fuego.

Esos trabajos serán complejos, adelantó Sánchez, ya que esta zona del macizo de Sierra Bermeja presenta barrancos escarpados con muchas rocas de peridotita sueltas, lo que supone un riesgo potencial para los medios terrestres.

«Esta noche en las labores de quema para controlar esos perímetros irregulares, el mayor peligro era que nos cayesen encima esas piedras», recalcó.

62

Un millar de efectivos trabajan para controlar el fuego de Sierra Bermeja Álex Zea / Javier Lerena

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, pidió «prudencia» ya que aún «hay trabajo por delante» y agradeció el «esfuerzo admirable» de todos los efectivos desplegados.

En cuanto al origen del fuego, aún se desconoce qué o quién está detrás del inicio de las llamas, si se produjeron de forma natural, debido a un accidente o bien de forma intencionada. En el incendio de septiembre se concluyó que había sido provocado y sigue bajo investigación.

Desalojados, a casa

El buen avance de los trabajos nocturnos permitió que en la noche del jueves, en torno a las diez de la noche, regresaran a casa los vecinos del casco urbano de Benahavís, así como de las urbanizaciones de Benahavís Hill y Marbella Club. Ayer por la mañana, tras la estabilización del fuego, también pudieron regresar a sus hogares, los residentes de Montemayor y del diseminado de Velerín Alto, en Estepona. En total, más de 2.000 personas que tuvieron que abandonar sus domicilios por motivos preventivos, para los que se instaló una carpa en San Pedro Alcántara.

Sierra Bermeja ha vivido dos fuertes incendios en menos de un año. El originado esta semana supuso un auténtico ‘dèjá vu’ en la provincia, que aún se recupera del incendio de sexta generación que arrasó 10.000 hectáreas en septiembre.

187

Las imágenes del incendio en Sierra Bermeja Álex Zea

Dos incendios distintos, con sistemas de propagación diferentes, el primero en monte público, el segundo sobre suelo de titularidad privada, pero que, en definitiva, han vuelto al macizo de peridotita que da nombre a la sierra, conocida por endemismos como el pino resinero que crece sobre esta roca o el pinsapo, que se vio amenazado por el fuego en septiembre.

En ambos casos ha sido obligatorio el desalojo de miles de vecinos de los términos municipales afectados, más de 2.000 en este último fuego, de Benahavís y un diseminado de Estepona, y más de 3.000 en el anterior, residentes también de Benahavís y Estepona, pero también de Jubrique, Genalguacil, Júzcar, Alpandeire, Pujerra y Faraján.

Además, este segundo incendio se ha producido una semana escasa después de que el Infoca activase el operativo de verano por alto riesgo de incendios forestales.

Con este recuerdo aún latente, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, aseguró en una visita al puesto de mando avanzado que hay que «investigar» las causas y establecer políticas forestales.

«Esta zona ha sufrido en un período muy corto de tiempo dos incendios forestales muy virulentos. Tenemos que investigar cuáles han sido las causas y también tenemos que poner políticas públicas para hacer política forestal para evitar que esto se repita», recalcó.

En directo

Última actualización 12:39

El incendio va a quedar prácticamente perimetrado al 100% a lo largo de la mañana y, posteriormente, se realizarán labores de reconocimiento para cerciorarse de que no hay puntos calientes

La Guardia Civil detiene a tres personas por el incendio forestal de Pujerra

La Guardia Civil ha detenido este martes a tres hombres por su presunta responsabilidad en el incendio que se declaró el pasado miércoles en Pujerra y que hasta el momento ha arrasado unas 3.500 hectáreas de Sierra Bermeja. Según ha confirmado el subdelegado del Gobierno de Málaga, Francisco Javier Salas, los agentes del Seprona han sido los que han formalizado los arrestos por una supuesta imprudencia grave.

Toman declaración a tres personas en la investigación por el incendio de Pujerra

La Guardia Civil ha tomado declaración este martes a tres personas en la investigación por el incendio declarado el día 8 de junio en la finca La Resinera del municipio malagueño de Pujerra, según han informado fuentes cercanas a las pesquisas, precisando que se les ha interrogado como investigados. Otras fuentes han apuntado que este miércoles podría declarar otra persona más. Agentes de Medio Ambiente de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) han confirmado las primeras hipótesis que señalaban a que el incendio tiene origen imprudente y se ocasionó como consecuencia de trabajos con maquinaria pesada ejecutados en la finca "en circunstancias inapropiadas para las condiciones existentes".

Fuentes cercanas a la investigación han indicado a EFE que se descarta relación alguna con el fuego del pasado septiembre en Sierra Bermeja, donde las llamas arrasaron casi 10.000 hectáreas y también obligó al desalojo de numerosos vecinos de distintos municipios cercanos.

Los miembros del Plan Infoca que trabajan desde el pasado miércoles en el incendio forestal de Pujerra continúan trabajando con el objetivo de darlo por controlado, para lo que necesitan completar el perimetrado del que llevaban este lunes el 80 por ciento.

Dado de alta el bombero herido en el incendio forestal de Pujerra

El bombero que permanecía ingresado tras resultar herido en las labores de extinción del incendio forestal del municipio malagueño de Pujerra, contra el que se sigue luchando para su control, ha recibido el alta hospitalaria. De los tres compañeros accidentados en el incendio forestal el pasado jueves, el más grave con quemaduras de segundo grado, fue dado de alta este pasado domingo del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, donde fue trasladado tras ingresar en la Unidad de Quemados del Hospital Regional de Málaga.

Desde el Infoca aseguran que no hay riesgo de que el fuego avance más allá del perímetro en el que se mantiene estabilizado pese a que dentro aún no se haya conseguido controlar. "Son reproducciones dentro del perímetro. El incendio no va a crecer más de esa primera estimación de superficie de 3.500 hectáreas. Una vez está estabilizado, eso quiere decir que el incendio está confinado dentro de un perímetro, y en lo que se trabaja es en apagar los focos que hay dentro", añade José Luis Pérez.

Seis grupos de bomberos forestales ya trabajan este lunes sobre el terreno además de dos autobombas, tres técnicos de operaciones (TOP) y cuatro agentes de medio ambiente (AAMM). 

Los miembros del Plan Infoca que trabajan desde el pasado miércoles en el incendio forestal de Pujerra no están consiguiendo tener un aliado con las condiciones meteorológicas, todo lo contrario, y durante este lunes se enfrentarán a temperaturas más elevadas que en días anteriores.

El Infoca informa en su última actualización en redes sociales de que las condiciones meteorológicas, en concreto el viento que ha reinado en la zona del fuego, ha ralentizado el avance de los trabajos. El incendio continúa estabilizado pero no se dará por controlado en las próximas horas.

El Infoca ha informado este domingo de que el perímetro del incendio está "prácticamente cerrado". Sin embargo, las condiciones meteorológicas esperadas para este día, que se han cumplido, han hecho que el fuego no se vaya a dar por controlado hoy mismo.

Más información:

Ver más