Izquierda Unida de Rincón de la Victoria y el colectivo memorialista La Desbandá denuncian que el alcalde de Rincón de la Victoria y presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado (PP), "niega sistemáticamente el respaldo institucional a la marcha en homenaje a las miles de personas asesinadas por las tropas franquistas en la masacre de la Desbandá, acontecida en febrero de 1937, al ningunear durante los últimos seis años todas las peticiones registradas por el colectivo memorialista promotor de la marcha", a la vez que le exigen "el cumplimiento de la Ley de Memoria Democrática y la señalización de los puntos declarados lugares de la memoria ubicados en Rincón de la Victoria".

La coordinadora local y concejala portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria, Rocío Calderón, recuerda que "más de 3.000 personas fueron asesinadas por tierra, mar y aire, entre ellas muchas mujeres y niños. Sin embargo, desde el PP local no consideran este suceso como tal. En Rincón tenemos dos puntos de memoria democrática, el hundimiento del C3 y el impacto de un obús en uno de los túneles, pero Salado se niega a atender a las personas que hacen la marcha cada año, ni les da respaldo institucional ni les permite pernoctar en el municipio, únicamente lo han podido hacer en una ocasión, cuando gobernaba IU en el Ayuntamiento". 

"Salado también se niega a convocar la Mesa de Memoria Histórica, a pesar de que su reglamento, aprobado por el Pleno en 2016, lo obliga. La voluntad política es fundamental, pero Salado no está por la labor, por ello pedimos que cuando de forma inminente se apruebe definitivamente la ley de Memoria Histórica, se instale la señalética correspondiente en los lugares de Memoria Democrática enclavados en el Rincón relacionados con la masacre de la carretera de Almería, pero esta mesa lleva ya seis años sin convocarse. Reclamamos que se atienda a los promotores de la marcha, que se les permita pernotar y que se convoque con urgencia la mesa de Memoria Histórica", demanda Calderón.

El presidente de la asociación memorialista ‘La Desbandá’, Rafael Morales, asegura "no entender como el alcalde de Rincón no quiere colaborar con el colectivo, no nos atiende desde 2018, a pesar de que la nuestra es una marcha social para dignificar, hacer memoria y homenajear a las miles de personas asesinadas en la carretera de Málaga a Almería. Le hemos enviado una carta a la que no responde".

"Y es algo que nos indigna, ya que el año pasado nos recibieron todos los ayuntamiento del recorrido gobernados por el PP, como Motril o Roquetas de Mar. Todos, excepto Rincón de la Victoria", denuncia Morales 

La coordinadora local de IU en Málaga Ciudad y coportavoz de Unidas Podemos en el Ayuntamiento de Málaga, Remedios Ramos, rememora que "la masacre de la carretera de Málaga a Almería fue más terrible que la de Guernica. Por ello hay que destacar la labor que vienen desarrollando desde hace años las asociaciones memorialistas y numerosos historiadores para dar a conocer esta realidad, por más que la respuesta del PP sea intentar enterrar esta trágica página de la historia de España. Por ello es tan necesario seguir reivindicando la memoria histórica y exigir verdad, justicia y reparación".