Blog 
Filósofo de guardia
RSS - Blog de Damián Camacho Fernández

El autor

Blog Filósofo de guardia - Damián Camacho Fernández

Damián Camacho Fernández

Soy estudiante de Psicología en la UNED, y lo voy compaginando con asignaturas del Grado de Filosofía. ...

Sobre este blog de Sociedad

Un poco mi manera de ver, pensar y entender la vida.


Archivo

  • 28
    Abril
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    SOCIEDAD crisis Malaga Discapacidad Reinserción paro mayores 40 años

    Discapacidad y Reirsención Social Mayores de 40 años

    Hablar de crisis  económica en este momento, por desgracia no es nada nuevo, es algo que llevamos sufriendo de manera directa o indirecta todos los españoles. Dentro de las grandes pérdidas que nos podemos encontrar en la vida y que tendremos que superar mediante nuestro proceso de duelo, nos vamos a encontrar situaciones como pérdidas de familiares, emocionales como una ruptura con una pareja o un divorcio, pérdidas de salud, pero nos olvidamos, quizás ahora no tanto, de las pérdidas a nivel laboral.

    Perder un trabajo es siempre un proceso bastante duro, mucho más cuando en ese trabajo has desempeñado gran parte de tu vida. Entraste siendo un niño y hoy con cuarenta, cincuenta años o quizás más, te encuentras en paro y en aquella empresa dónde entraste siendo "un chavea", esa empresa en la que te has pasado media vida poniendo tornillos y que hoy sin saber hacer practicamente otra cosa dentro del mundo laboral te ves desterrado al paro, a ir pidiendo ayudas, RAI, Plan Prepara, y en casos más duros a Cruz Roja, Cáritas etc...

    Pero, ¿alguién se ha preguntado, qué sucede cuándo la persona que perdió su trabajo tiene una discapacidad?

    ¿es cierto que institucionalmente les ayudan?

    En teoría debería ser cierto, las empresas deberían por ley contratar a un cierto número de sus empleados con discapacidad y teóricamente lo hacen, pero, depende de qué discapacidad tengas vas a encontrar más o menos inconvenientes a la hora de encontrar un trabajo. Sí por poner un ejemplo esa persona sufre una enfermedad como puede ser un trastorno bipolar, un trastorno en la Personalidad, una esquizofrenia, enfermedades muy estigmatizadas socialemente, hoy en día muy poca gente de la calle sabe lo que son neurotrasmisores, dopamina, serotonina, no tenemos ni idea de salud mental, salvo lo que nos leemos en el "Psicólogis", (Los test de la Super Pop) o nos tomamos a los libros de Jorge Bucay o Paullo Coello como una especie de "Mesias" y porque nos hayamos leído un libro de ellos ya podemos atrevernos a diagnosticar sin saber qué es el DSM, V.

    Así que sometemos a esas personas ya de por sí marginadas y aisladas socialmente a otra nueva marginación, la marginación institucional. Sin ir más lejos, en la actualidad se han endurecido bastante los requisitos para cobrar el RAI, siendo uno de los colectivos que más perjudicados se han visto el colectivo de personas con dichas enfermedades, exigiéndoles unas experiencias previas cuando precisamente uno de los mayores problemas que tienen es  poder acceder al mercado de trabajo.

    Institucionalmente cada año se sacan campañas que apoyan el empleo para el discapacitado, me ha llamado mucho la atención ver como en años anteriores hasta la propia foto anunciativa de la campaña estaba estigmatizada hasta el punto de salir en la foto un chico discapacitado por una enfermedad mental trabajando de jardinero, parece ser que institucionalmente a los discapacitados psíquicos tienen que ser todos jardineros, aparcacoches, o cualquier otro tipo de empleo de iguales condicion.

    Las instituciones, las empresas, los gobiernos no dejan de asegurar que hay una reinserción, hablan de ayudas, de ayudas en muchísimos casos no son ciertas o son medias verdades.

    Algo tendremos que cambiar en esta sociedad actual, el qué, sinceramente yo, no lo sé. Pero condenar  al ostracismo absoluto a un colectivo, bien sea por edad, discapacidad física o psiquica, deja mucho que pensar si quizás la única discapacidad en la que estamos viviendo y no queremos verla es la discapacidad institucional de sus dirigentes y gobernentes independientemente sean de un partio o de otro.

    Este texto caerá en saco roto, será otro texto más de los muchos que sobre este tema se habla en internét, seguiremos entrando a webs corporativas y veremos la inmensa labor social en sus fotos de la webs, nos seguirán "vendiendo la moto" de una sociedad justa e igualitaria y seguiremos creyéndonosla.

    El tema de la discapacidad hay que vivirlo en primera persona, hay que saber lo que se siente, cómo te sientes, cómo te hacen sentir, la inmensidad de barreras a las que tienes que enfrentarte día a día, pero sigamos avanzando, no nos callemos, que no, nos callen aunque no, nos oigan o no, nos quieran oir, no quedarse en  casa ni conformarse con limosnas, luchar por demostrar que VALEMOS MUCHO.

     

    j.Camacho

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook