15 de marzo de 2012
15.03.2012
Benalmádena | Playa de Las Yucas

La presión policial reduce en un 95% elcruising

El 5% restante corresponde a "gente muy pertinaz" y se intentará erradicar antes de la llegada del verano

16.03.2012 | 01:27
La playa de Las Yucas, en Benalmádena Costa, es lugar elegido para practicar cruising.

La Policía Local de Benalmádena ha conseguido reducir en un 95% la práctica del cruising que sufren los vecinos de la playa de Las Yucas, en Benalmádena Costa, desde hace más de cuatro años y que les impedía hacer una vida normal, sobre todo a las familias con hijos menores.

El cruising es una práctica que consiste en realizar el acto sexual con personas desconocidas en ambientes públicos o semipúblicos como parques, playas, lavabos de estaciones de tren, autobuses o aeropuertos, entre otros.

De esta manera, personas de todas partes de la provincia de Málaga han encontrado en esta zona costera un lugar donde hacer cruising a su antojo, pese al riesgo que supone el practicarlo en esos lugares, en principio, prohibidos para estos menesteres.

En enero de este año, La Opinión de Málaga sacó a la luz la situación que padecían los vecinos de la playa de Las Yucas y la labor que la Policía Local y el Ayuntamiento estaban realizando para erradicarlo, a través de la conocida operación Congrio.

En estos dos meses, la policía se ha dedicado a hacer seguimientos y ha contactado con vecinos, administradores y conserjes de los edificios colindantes para recopilar información.

Así, actualmente se está desarrollando un plan con una unidad de paisano para erradicar el 5% restante de personas que se resisten a abandonar esta práctica en Las Yucas, tomando todo tipo de medidas con la intención de conseguirlo antes de verano. Para ello se ayudan de las cámaras de seguridad y de carteles que informan de la sanción, desde 601 a 3.000 euros, a la que se verán expuestos quienes realicen prácticas sexuales en esta zona. Además, los vecinos colaboran avisando a la Policía Local siempre que son testigos de prácticas de este tipo.

El teniente alcalde de Benalmádena Costa, Juan Olea, afirma que según datos de la Policía Local «ese 5% restante es gente muy pertinaz, muy viciosa y difícil de erradicar». Además, se ha verificado que el horario en el que más se realiza esta práctica es al mediodía y de cinco a siete de la tarde, a plena luz del sol y sin importarles si pueden ser vistos o multados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine