La Policía Nacional ha desarticulado en Fuengirola un grupo presuntamente dedicado a estafar a entidades financieras mediante la presentación de documentación falsa para adquirir robots de cocina que luego vendían. La investigación se ha saldado con el arresto de tres personas y la identificación de otras cuatro por su presunta implicación en delitos de estafa, falsedad documental y pertenencia a grupo criminal. Los agentes concluyen que lograron hacerse con un centenar de máquinas a las que daban salida por internet o en tiendas de segunda mano. El importe de la defraudación ascendería a más de 100.000 euros.

Las pesquisas comenzaron al tener conocimiento la Policía Nacional de varias financiaciones fraudulentas en las que se habrían presentado documentos falsificados para la adquisición de robots de cocina en varias entidades. Gracias a estas financiaciones irregulares, los presuntos autores habían adquirido un centenar de máquinas, según ha explicado hoy la Comisaría Provincial.

En la estructura de la red criminal se encontraban, entre otros, los encargados de conseguir facturas de suministros y fotografías de DNI de personas ajenas a la trama, simulando ser agentes comerciales de otro tipo de servicios. También se hallarían los falsificadores, encargados de fabricar los documentos que luego presentarían para adquirir el producto en las entidades financieras. Así hasta los encargados de recepcionar la mercancía para, posteriormente, venderla por otra vía. Las pesquisas practicadas revelaron que, además la organización contaba con la colaboración de algún comercial de la empresa de robots cuya función era imprescindible para el reparto del producto.

La investigación ha permitido la desarticulación de la red y la detención de tres de sus miembros y la identificación de otras cuatro por su presunta implicación en los hechos.