Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado 7 de diciembre en Fuengirola, a un hombre de 44 años, por su presunta implicación en un delito de lesiones contra su padre. Los agentes acudieron al lugar de los hechos, donde encontraron a un varón tendido en la calle y con heridas sangrantes en la cabeza. La víctima precisó de asistencia médica, teniendo que ser intervenida para la reconstrucción de los huesos de la cara.

Los hechos ocurrieron sobre la media noche del pasado día 7, cuando la Sala 091 recibió una llamada alertando sobre una pelea entre dos varones. Una patrulla uniformada acudió a la calle Juan Breva, de Fuengirola, donde a su llegada encontraron a un septuagenario tumbado en la calle y con diversas heridas en la cabeza, procediendo a solicitar una ambulancia para su asistencia.

Los agentes se entrevistaron con varios testigos de los hechos, quienes manifestaron que un hijo del perjudicado, el cual se encontraba en un estado muy agresivo, se habría presentado en el domicilio de la víctima, iniciando una discusión, al parecer por desavenencias en la herencia de un piso.

Una vez en la vivienda, el anciano habría recibido varios golpes por parte de su hijo contra el suelo, que solo depuso su actitud, cuando un familiar de la pareja de la víctima consiguió convencerle para que abandonase el lugar.

Los servicios sanitarios que asistieron al septuagenario confirmaron que presentaban lesiones en pómulos, mandíbula y cráneo, siendo trasladado a un centro hospitalario de la provincia donde ha sido intervenido de las lesiones.

Durante el transcurso de la actuación policial, el presunto agresor se personó nuevamente al lugar de los hechos, esta vez aseverando ante los agentes que él era el verdadero perjudicado. Finalmente, el hombre fue detenido como presunto responsable de un delito de lesiones y puesto a disposición de la autoridad judicial.