El alcalde de Mijas, Josele González, y la concejala de Tercera Edad, Tamara Vera, han entregado esta mañana seis nuevos huertos urbanos, cuatro en Las Lagunas y dos en La Cala, a vecinos pensionistas y jubilados.

En la actualidad, el municipio de Mijas cuenta con más de 200 huertos urbanos repartidos por los núcleos de Las Lagunas y La Cala, aunque el consistorio "sigue buscando nuevas zonas para ampliar este número de parcelas porque tenemos una gran demanda por parte de nuestros mayores", asegura la edil de Tercera Edad, Tamara Vera.

"Son personas mayores que llevan tiempo esperando su pequeña parcela donde cultivar hortalizas y verduras para su casa. El área de Tercera Edad trabaja todo el año para garantizar la rotación, sobre todo en Las Lagunas donde hay mayor lista de espera, ha explicado el regidor mijeño, Josele González, quien ha subrayado que "una de las cosas más bonitas que tienen los huertos urbanos es que hay mayores que tienen más conocimientos de sembrar en la tierra, en cambio otros no porque vienen de otras profesiones o de otro estilo de vida, pero todos aprenden de todos. Fomentar esa unión dentro de la comunidad de los huertos urbanos también es muy positiva, y se está trabajando en diferentes jornadas de convivencia entre los mayores de los huertos de La Cala y Las Lagunas para que esa unión siga creciendo".

En este sentido se ha pronunciado Manuel Molina, uno de los vecinos que recogía esta mañana las llaves de su parcela en La Cala. "Aunque estoy criado en el campo y conozco todo este tema, a mí esto me sirve como terapia", asegura ilusionado. Misma ilusión que comparte Ana Aloza, beneficiaria en Las Lagunas. "Es una forma de ocupar el tiempo a esta edad en la que se tiene tanto tiempo libre. No tengo muchos conocimientos de sembrar pero tengo una buena amiga que tiene un huerto desde hace tiempo y me va a orientar bastante, aunque creo que es simplemente cogerle el ritmo", añade.

Todos aquellos vecinos jubilados o pensionistas interesados en formar parte de esta actividad podrán formalizar su inscripción a través del registro municipal o en el propio departamento de Tercera Edad.