27 de julio de 2010
27.07.2010
Música

Música y reciclaje unidos de la mano

Un grupo de jóvenes europeos han formado una orquesta en Coín con instrumentos hechos residuos

27.07.2010 | 16:28
Jóvenes procedentes de Italia, Letonia, Rumanía, Hungría y España han formado una orquesta, con tambores, maracas y otros instrumentos fabricados a partir de materiales como cubos de plástico, latas de refresco y tubos de cartón dentro de una actividad integrada en el programa "Juventud en acción" de la Comisión Europea y organizada por el Grupo de Desarrollo Rural del Valle del Guadalhorce en Málaga.

Con cubos de plástico, latas de refresco y tubos de cartón, cuarenta jóvenes procedentes de Italia, Letonia, Rumanía, Hungría y España han formado una orquesta en la que los instrumentos han pasado de esperar el momento de su reciclaje en puntos limpios a emitir sonidos a ritmo de batucada.

Tras un lavado de cara con varias capas de pintura de vivos colores y llamativos estampados, estos residuos tienen hoy una segunda oportunidad en las manos de estos jóvenes de entre 17 y 25 años que conviven hasta mañana en la localidad malagueña de Coín.

En esta actividad, dentro del programa "Juventud en acción" de la Comisión Europea y organizada por el Grupo de Desarrollo Rural del Valle del Guadalhorce (Málaga), estos jóvenes han convertido materiales como botes de pintura y rollos de tejido industrial vacíos en tambores, guitarras, palos de lluvia, trompetas y maracas.

Para ello, se han dividido en grupos de percusión, danza y "body music", consistente este último en hacer música con el cuerpo a través de gestos como palmadas, silbidos o chasquidos de dedos.

De esta manera unos ponen la música y otros los acompañan con danzas africanas y reggae jamaicano, así como con alegres canciones que inventan entre ensayo y ensayo de esta orquesta del reciclaje.

Según ha manifestado a Efe una de las encargadas de la organización de este encuentro, Toñi Ángulo, la iniciativa surgió de aunar la problemática medioambiental "común a todos los países" con una manifestación "tan universal" como la música.

Al mismo tiempo, el intercambio cultural que se produce entre estos jóvenes es "una experiencia muy buena" que da la oportunidad de "conocer gente nueva y aprender otros idiomas", ha declarado Mar Bianchi, una de las españolas integrantes de esta medioambiental orquesta.

Y mientras Mar baila, la húngara Sofía Bene le marca el ritmo con un tubo de cartón al que golpea con un palo y contra el suelo para transformar en música objetos que, en el mejor de los casos, acaban en el contenedor de reciclaje pocas horas después de su efímero uso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

NOVELA Gay Talese perfila las vidas de los 'boomers' del Verrazano-Narrows mientras celebra un momento histórico de Nueva York


El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Para morir iguales', de Rafael Reig


ADEMÁS: El porqué de lo perdido | Funerales en Occitania | Los mandamientos del blues | Juan M. Pereira: como un personaje de Verne


Enlaces recomendados: Premios Cine