Webhelp es una empresa francesa fundada en 2000 que actualmente tiene 75.000 empleados en todo el mundo. Presente en todos los continentes, en Europa es la primera en servicios de outsourcing y se sitúa entre las más importantes en este sector a nivel mundial.

Webhelp en España localiza sus oficinas en cuatro ciudades: Barcelona, Valencia, Palma de Mallorca y Benalmádena. La sede malagueña ha sido recientemente inaugurada y en ella trabajan en la actualidad 400 personas con la posibilidad de llegar en un futuro no muy lejano hasta el millar de empleados.

webhelp

Múltiples servicios

«En Webhelp ofrecemos varios servicios pero básicamente lo hacemos en tres direcciones: venta a empresas, servicios de Atención al cliente y por último el denominado servicio técnico o atención técnica, aunque también hacemos labores de Content Moderation y Payment Services». Julio Jolín, CEO de la empresa francesa en nuestro país, hace hincapié en que la parte diferencial de la empresa «es que atendemos distintas lenguas en España para toda Europa, que son las lenguas más importantes a nivel de eficiencia y de gestión para el cliente que nos contrata».

webhelp

Y es que una de las razones por las que Webhelp se instaló primero en Málaga (en la calle Compositor Lehmberg Ruiz) y ahora en la localidad de Benalmádena es, según su CEO, «porque es es el lugar donde encontramos el talento que buscamos; personas de otros países que hablan diferentes lenguas y tienen las habilidades técnicas para desempeñar el trabajo. De los 4.800 trabajadores que tenemos en España, más del 75% son extranjeros. La idea está clara: queremos seguir apostando por Málaga», añade.

Gran progreso digital acelerado por la pandemia

El enorme progreso digital que se ha producido en 2020 «ha acelerado los procesos de nuestro trabajo -indica Jolín- el 2020 fue nuestro mejor año. Las empresas han tirado mucho de nosotros porque muchas han apostado por su versión online».

Según Julio Jolín, esta aceleración ha traído muchos cambios en la Atención al Cliente. «Antes, los canales tradicionales como el teléfono representaban el 80-90% del volumen de comunicaciones, ahora están disminuyendo porque la gente utiliza otras herramientas como Whatsapp o Facebook Messenger en su vida cotidiana y quiere utilizarlas para comunicarse con las empresas».

«El valor que aportamos en esta transición digital es que estos canales son más eficientes de 2 a 4 veces y nosotros los usamos porque al cliente le gusta que se usen las mismas herramientas que utilizan en otros aspectos de su vida», finaliza.

Ubicación: