El Banco Santander ha habilitado en la provincia de Málaga una línea de financiación dotada con cinco millones de euros "en condiciones muy favorables" para apoyar a las personas afectadas por los últimos incendios forestales.

Así, esta línea está orientada a apoyar la continuidad de la actividad de agricultores y ganaderos, con finalidades específicas, como son la rehabilitación de sus explotaciones, la recuperación de los cultivos o la alimentación del ganado y el bienestar animal.

De la misma forma, los agricultores que tengan domiciliado el seguro agrario con Santander recibirán de forma anticipada las indemnizaciones correspondientes "y podrán reponerse lo antes posible de una situación tan complicada", han indicado desde la entidad en un comunicado.

El banco, ha añadido, pone también a disposición del sector agro andaluz otras líneas de financiación y liquidez, como la Línea BEI Agro, para los gastos de su actividad diaria, o las pólizas de crédito. "En este sentido, la agilidad del banco a la hora de resolver las propuestas de financiación de agricultores y ganaderos ha sido determinante para que muchos empresarios hayan podido seguir con su actividad", han subrayado desde el Santander.