La Diputación de Málaga ha iniciado una ronda de consultas con las 88 entidades locales menores de 20.000 habitantes para que concreten qué actuaciones quieren incluir dentro del Plan Provincial de Asistencia y Cooperación, que este año dispone de 34,6 millones de euros.

Se trata del plan más importante de la Diputación dirigido a los pueblos más pequeños, posibilitando que los municipios puedan dedicar hasta un máximo de 32,6 millones de euros (casi el 95% del total) como fondos incondicionados.

La Diputación aprobó en pleno el 22 de diciembre de 2020 la financiación del plan, los criterios de distribución de los fondos y la cuantía que corresponde a cada municipio, así como el catálogo de programas de inversión, de prestación de servicios y de asistencias técnicas a los que puede acogerse cada entidad local.

"Son programas que inciden en la lucha contra la despoblación y en el desarrollo de infraestructuras y equipamientos para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía en los pueblos", ha afirmado el diputado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Oblaré.

La Diputación va a mantener esta ronda de consultas hasta mediados de febrero para saber qué cantidad destinará cada localidad a fondos incondicionados y a qué programas dedicará el resto de la cuantía que le corresponde.

"Estamos atravesando unas circunstancias especiales por la pandemia y entendemos que los municipios quieran optar por aprovechar los fondos incondicionados, 32,6 millones de euros, que permiten a cada entidad local llevar a cabo las actuaciones que se consideren más urgentes o prioritarias para su municipio", ha explicado Oblaré.

El diputado ha incidido en que este año el plan será más versátil y ágil en las transferencias a los ayuntamientos y en la ejecución de los programas, tanto los obligatorios para todas las entidades como los que haya elegido cada localidad.

El plan que beneficia los 87 municipios menores de 20.000 habitantes y a la entidad local autónoma de Bobadilla-Estación, también asignará fondos a partir de este año a tres localidades con una población entre 20.000 y 25.000 habitantes (Alhaurín el Grande, Coín y Nerja) y a la nueva ELA Estación de Gaucín-El Colmenar, un núcleo situado en Cortes de la Frontera.

Brecha digital

Este año, los ayuntamientos tendrán la obligación de efectuar un análisis de las infraestructuras municipales en materia de telecomunicaciones para conocer la situación en que se encuentran todas las entidades locales menores de 20.000 habitantes de cara a la implantación de redes de alta velocidad. El estudio tendrá un coste de 262.900 euros.

"La lucha contra la despoblación en el medio rural requiere la reducción de la brecha digital. En la Diputación consideramos fundamental ayudar a los pueblos más pequeños a mejorar los servicios de telecomunicaciones que prestan a sus habitantes, trabajadores y empresas, favoreciendo el despliegue de redes y el impulso a la implantación de la tecnología 5G".

Por ello, se llevará cabo un inventario georreferenciado de todas las infraestructuras públicas de titularidad municipal que sean susceptibles de usarse para el despliegue de las redes de telecomunicaciones. Esto conlleva realizar inventarios de arquetas, canalizaciones, elementos complementarios existentes y definición del cableado existente, así como un estudio de la dotación de los edificios públicos o de uso público y solares.

Otros programas del Plan de Asistencia y Cooperación que deben llevar a cabo todos los municipios son el de servicio de correo electrónico, por el que la Diputación, a través de sus servidores, pone a disposición de las entidades locales un espacio de almacenamiento en distintos buzones para garantizar un servicio de correo electrónico de calidad; y el programa de servicio de acceso a internet social en espacios públicos municipales, que incluye el mantenimiento o la adquisición de dispositivos para la instalación de puntos de acceso wifi cara mejorar la conectividad en espacios públicos en los pueblos.

A través de este plan, la Diputación oferta a los ayuntamientos 154 programas de inversión, de prestación de servicios y de asistencias técnicas a los que pueden acogerse. Este año, como novedades, se han incluido programas como el de redacción de planes de acción para el clima y la energía sostenible, asesoramiento técnico en calidad turística, soporte para la gestión del portal municipal de transparencia y diversas actuaciones relacionadas con el despoblamiento y con la innovación social.