29 de junio de 2013
29.06.2013

El objetivo del equipo albiazul es acabar la Liga entre los 10 primeros

29.06.2013 | 05:00
Un entrenamiento del Málaga Club de Fútbol en La Rosaleda la pasada temporada.

El vicepresidente del Málaga Club de Fútbol, Moayad Shatat, también quiso hacer ayer un repaso a la actualidad deportiva del club albiceleste, y, pese a que este año el conjunto alcanzó los cuartos de final de la Liga de Campeones y acabó logrando una plaza en la Copa de la UEFA –que no disputará por la sanción–, se fija un fin más modesto para la próxima campaña: «El objetivo es estar entre los diez primeros clasificados de la Liga».

Shatat anunció que habrá varias incorporaciones, aunque se negó a desvelar sus nombres y si alguno de esos futbolistas es lo que se considera una estrella. «Estamos en negociaciones, por supuesto que vendrán refuerzos, pero ahora no podemos dar nombres», precisó.

Sobre el central argentino Martín de Michelis, que tiene pie y medio fuera del club de Martiricos, indicó: «Estamos trabajando en el tema». Y sobre el centrocampista francés Jérémy Toulalan, uno de los puntales del equipo en las últimas temporadas, reconoció que existe interés por parte del Mónaco –donde ha viajado recientemente Shatat–. Pero la escuadra monegasca no es la única que le ha tirado los tejos al galo. Según explicó, hay otros dos clubes muy interesados. «Toulalan sigue siendo parte del club todavía, estamos en negociaciones, todavía no lo hemos vendido y no hay nada cerrado», recalcó.

Un director deportivo local

En cuanto al nombre del futuro director deportivo en sustitución de Mario Husillos, Shatat aclaró que hay tres o cuatro nombres para ocupar el puesto, que necesariamente no tiene por qué denominarse así, sino que puede tratarse de un secretario, «una persona de apoyo. Queremos a alguien de ámbito local, más involucrado».

En lo que a las negociaciones con BlueBay se refiere, el vicepresidente albiazul señaló que éste es uno de los «patrocinadores, pero no el principal», y añadió: «Estamos abiertos a escuchar ofertas de buenos patrocinios».

Sobre la sanción de la UEFA, que impedirá al Málaga Club de Fútbol jugar la próxima temporada, el número dos albiazul aclaró que el conjunto de La Rosaleda cumplió con todos los requisitos. «Es más complicado que el acuerdo con Hacienda», dijo. «No es justa la decisión de la UEFA. Estábamos siguiendo todo el proceso y los requisitos legales en España», apuntó el dirigente malaguista.

El presidente de la UEFA, Michel Platini, subrayó recientemente que el equipo de Martiricos no pagaba a nadie, pese a que otros equipos mucho más endeudados de todo el continente ni siquiera merecieron un tirón de orejas por parte del máximo organismo del fútbol europeo. Los aficionados siguen culpando de lo sucedido a las instituciones que supuestamente maltrataron al jeque.

«Vamos a seguir invirtiendo»

¿Por qué dejó de invertir el jeque la pasada temporada y comenzó a vender a jugadores como Santi Cazorla o Nacho Monreal? Según Moayad Shatat, vicepresidente blanquiazul y mano derecha del jeque Al Thani, todo se debió a un intento de ajustar las cuentas del equipo al juego limpio financiero que preconiza ahora la UEFA. Y mandó un mensaje claro: «Vamos a seguir invirtiendo». «No hubo nada que hiciera que el jeque dejara de invertir, simplemente para intentar adaptarnos al Fair Play tuvimos que hacer un balance en el club, conocer nuestros ingresos y cuántos eran nuestros gastos, llegar a un equilibrio, hubo que cambiar la estructura que estábamos siguiendo en el club. Ahora, hemos aumentado los ingresos», dijo Shatat, que insistió en que el jeque sigue involucrado en todos los proyectos previstos y que su idea es «hacer el club más fuerte».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp