16 de junio de 2015
16.06.2015
Educación

Padres de once colegios se han manifiestado para exigir infraestructuras decentes

Los vecinos de Teatinos llevan 15 años esperando a que la Junta licite el nuevo instituto – Unos 3.000 niños estudian en centros que necesitan obras

16.06.2015 | 05:00
Imagen de una de las protestas realizadas durante el día de hoy.

­Los padres de Teatinos se sienten abandonados y desasistidos. Hace años que esperan la construcción de un necesario instituto en la zona que sea capaz de asumir la gran demanda de plazas existente en este barrio, uno de los más poblados de la capital. Hoy volverán a manifestarse ante la Delegación de Educación, pero no estarán solos. A su lucha se suman las familias de los niños de otros colegios de la provincia, para reivindicar centros dignos y las infraestructuras educativas pendientes.

Pasan las semanas, los meses e incluso los años, y los vecinos de Teatinos continúan esperando el inicio de las obras. Un barrio que ha crecido en aluvión y que no cuenta con los equipamientos educativos necesarios para que los alumnos que terminan la Primaria puedan seguir estudiando cerca de sus casas. Tienen que hacerlo en la Universidad Laboral, a casi tres kilómetros, y soportando horarios que no son compatibles con la vida laboral de sus padres.

Mar Villanueva, portavoz de la plataforma Prometo, integrada por familias, vecinos y asociaciones de Teatinos entre las que encuentran las AMPAS de los colegios Denis Belgrano, Carmen de Burgos y Almudena Grandes y las asociaciones de vecinos de Parque Teatinos, Teatinos Alto y Teatinos- Justicia, explica que desde hace 15 años Teatinos espera la construcción de un nuevo instituto. Recuerda cómo el pasado mes de marzo la Junta se comprometió a licitar el proyecto «en cuestión de días». «Pero desde entonces no se ha hecho nada».

Villanueva culpa de esta situación a la parálisis sufrida en la Junta de Andalucía, «que lleva meses con un gobierno en funciones que, sin embargo, no ha tomado ninguna decisión». «Está claro que este proceso electoral nos ha condenado a un retraso mayor», reconoce la portavoz del Prometo.

Entre la desesperación y la indignación, los padres de Teatinos se manifestarán de nuevo hoy ante la Delegación Territorial de Educación junto a las AMPAS de otros siete colegios de la provincia: el CEIP Rectora Adelaida de la Calle, del vecino barrio de Soliva; el CEIP Indira Gandhi, de Mijas, conocido porque desde hace más de cinco cursos los alumnos dan clases en aulas prefabricadas; el CEIP Las Naciones, de Vélez Málaga; los CEIP Antonio Machado y Hermanos Gil Muñiz, de Marbella; el CEIP Pablo Ruiz Picasso, en Fuengirola y el CEIP Mariana Pineda, en Benalmádena.

En estos colegios, según los cálculos de Villanueva, estudian unos 3.000 niños, «directos afectados» por esta situación, que califica de «insostenible». Centros que necesitan ampliaciones o reformas urgentes. O directamente que no existen y en su lugar hay aulas prefabricadas «que provocan una precariedad de la enseñanza».

En el caso de Teatinos, los padres denuncian los constantes incumplimientos de los plazos para la licitación del proyecto del instituto. «Nos vienen asegurando desde el año 2013 que el centro se iniciaría en 2014 y que se pondría en servicio en septiembre de 2016», informa Villanueva. Los padres fueron recibidos el 2 de marzo de 2015 por la delegada de Educación, Patricia Alba, y el gerente de la Agencia Pública Andaluza de Educación y Formación (antiguo ISE), Salvador Trujillo. «En dicha reunión nos aseguraron que en cuestión de días iba a salir publicado en BOJA la licitación del proyecto del instituto de Teatinos. A día de hoy seguimos a la espera, sin tener nada y en 2016 nuestros hijos ya no cabrán en la Universidad Laboral», concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp