10 de septiembre de 2018
10.09.2018
Entrevista

José del Río: "Instamos a la Junta a flexibilizar el uso de las playas para los animales"

Desde que el Consistorio incorporó el ADN canino hace algo más de un año se han interpuesto 36 sanciones por no recoger los excrementos

10.09.2018 | 17:45
El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga, José del Río.

El Ayuntamiento de Málaga trabaja para hacer una ciudad cada vez más amiga de los animales y fomentar la concienciación y civismo entre los propietarios con diversas medidas, asimimo colabora en la próxima carrera Can We Run que organiza La Opinión de Málaga junto al grupo Prensa Ibérica y Go Fit el 30 de septiembre.

La puesta en marcha del ADN canino, la incorporación de parques caninos en todos los distritos de la ciudad o el futuro carné del buen ciudadano canino son algunas de las medidas implantadas o programas futuros que incorporará la ciudad para hacer que Málaga involucre más aún a sus animales en su día a día, según destaca el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga, José del Río.

Málaga es una ciudad «dog friendly», ¿cómo ha evolucionado?
Málaga es una ciudad amiga de los animales pero creo que hay que seguir volcándose en la concienciación. Hemos cumplido uno de nuestros compromisos como más importante que era dotar todos los distritos de parques caninos y solo nos faltan en dos de ellos: Ciudad Jardín y Palma-Palmilla donde ya están proyectados. Además, los parques caninos permiten a la gente interactuar y que convivan los perros.

La aplicación Malaguau es uno de los recursos que ha puesto a disposicion del usuario, ¿en qué más se trabaja?
Sí, hay muchas consultas y acciones que van a esta aplicación pero nostros tenemos un departamento dentro del área de Medio Ambiente; Málaga cómo te quiero, y desde ahí encauzamos las acciones sobre tenencia responsable, concienciación... Yo creo que la concienciación está siendo positiva en Málaga. Teníamos una gran preocupación en este sentido con las personas que dejan cacas y orines y trabajamos en la medida protectora del adn con la que se identifica al perro. Además, estamos seguros que con el tiempo el adn sustituirá al chip ya que este último sí se puede retirar. Es una medida que nos lleva a saber quién es el titlar del perro e identificarlo. Recuerdo cuando el Ayuntamiento empezó esta etapa había muchas defecaciones en Málaga y hoy día esta más mentalizada a través de estas campañas. La gente ya es más conscientes de que no debe dejar los residuos en la calle y hay que seguir trabajando en ello. Contamos con la colaboración de la Policía Local que hace un seguimiento y cada vez le facilitamos más ese trabajo porque van a tener más datos.

En mayo de 2017 se incorporó el adn canino para tener un censo y poder sancionar a los dueños que recogan los restos. ¿Cómo va?
El número de perros censados cada vez es mayor. Estamos en 27.716 perros, una tercera parte de la población que tiene la ciudad ya que las cifras de la Junta de Andalucía no contemplan bajas porque cuando los perros fallecen no se dan de baja. Ellos mantienen que hay unos 129.000 pero nosotros cremos que estamos en 80.000 o 90.000 por lo que tenemos censado un tercio. Se han hecho 304 muestros y finalizados como positivos hay 128, de los cuales, tenemos 36 sanciones ya que se ha podido detectar quién es el propietario a través de la prueba de adn. Ya se mira la base de datos y averiguamos que hay 36 que están en nuestro archivo. Esa cifra irá en aumento y las sanciones las vamos a utilizar de manera reiterativa para que se mentalicen de que no pueden dejar restos en la vía pública.

¿Qué falta para lograr más concienciación?
Falta mucho porque la gente tiene que darse cuenta de los datos sobre abandono. En 2017 el centro zoosanitario municipal recogió 1.200 perros, una cifra menor que en 2016, cuando fueron 1.463, pero sigue siend una cifra fuerte aún. Nosotros recogemos unos 1.500 y la protectora otros 1.500. El abandono todavía se hace de manera fácil porque en Andalucía los ayuntamientos estamos obligados a recoger, por eso es muy importante identificar a la familia y el tipo de perro. Otra de las líneas de los próximos años es que de cara a las adopciones se haga un estudio a la familia y ver el tipo de perro que puede encajar en esa familia. Por eso vemos con buenos ojos la carrera Can we run que vamos a patrocinar; porque le perro necesito actividad y así se involucra a la gente. Otra línea es la de hacer campañas de formación y educación con el propietario y el perro. Tenemos proyectos como el carné del buen ciudadano canino que se le da información sobre el tipo de perro, su educación o le pueda servir para que visite algunos establecimientos.

¿Contempla el Ayuntamiento ampliar las playas o zonas de baño para los perros?
Es una actividad que depende de la Junta. Nosotros difícilmente podemos determinar eso, podemos intentar que la Junta cambie esa normativa para que los animales tengan puntos o horarios de disfrute y en esa línea estamos. Tenemos claro que los perros deben tener su espacio y si hay playas adaptadas mejor. Si no, horarios. Instamos a la Junta para que flexibilice la utilización de las playas para los animales.

¿Cuáles son los retos en esta materia?
Ya he dicho algunos. El carné del buen ciudadano canino, la tenencia responsable de los animales, la alimentación... En esa línea tenemos que volcarnos y trabajar. Seguiros mejorando el mantenimiento de los parques caninos e incluso los "agility" para que el perro pueda ejercitarse en una zona determinada. Creo que esas son las líneas, además de la formación del propietario y la educación del perro porque eso es lo que va a dar cncienciación cívica. También queremos concienciar sobre el respeto a la persona que tiene animales y que convivamos con ellos ya que queremos implantar, como en otros países, medidas como que en el medio de transporte pueda viajar el perro pero hay una tendencia de rechazo por parte del resto de la ciudadanía y es muy difícil ponerlo en marcha. Hay que trabajas que se puede convivir con los animales siempre que estén totalmente controlados. En Málaga hay un censo de casi 5.000 perros potencialmente peligrosos que necesitan una educación y que cumplan unos requisitos para que convivan con el resto. Cada vez se toman más las medidas pertinentes.

¿Algo más?
Vamos a intentar el sacrificio cero pero con estas tasas de abandono es muy difícil. Tenemos una cifra impostante y la protectora está sobredimensionada. Un animal no es algo que se tiene para un rato y si me voy de vacaciones lo dejo, no lo recogo o lo dejo en una carretera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp