13 de octubre de 2019
13.10.2019
Elecciones Generales

Candidatos ante el espejo

Los cabezas de la lista para el Congreso de los Diputados de PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos, Vox y Más País se someten a una especie de autorretrato que parte de sus inquietudes personales y vitales

13.10.2019 | 05:00
Candidatos ante el espejo

Pablo Montesinos (PP), Ignacio López (PSOE), Guillermo Díaz (Ciudadanos), Alberto Garzón (Unidas Podemos), Patricia Rueda (Vox) y Carmen Lizarraga (Más País-Equo) hablan sobre ellos mismos. Lo hacen en primera persona, con temática y enfoque libre, partiendo de su propio yo hasta desembocar en la causa colectiva que defienden.

Además del título de una brillante película de José Luis Garci, la expresión 'volver a empezar' viene a ser uno de los artículos más ilustrativos de una hipotética ley sobre la vida. Además, es incorruptible. No se rompe de tanto usarla. Se sugiere tan omnipresente en la carrera de fondo de la existencia humana que ninguna de sus esferas se libra de ella. Y, si quedaran dudas al respecto, bastaría con preguntarle a la clase política de cierto país llamado España, que no logra escapar de su remolino electoral. De una vorágine de comicios y ausencia de Gobierno estable que lo tiene sumergido en un eterno retorno. En un río de Heráclito que invita a los partidos y a sus siglas a un continuo 'día de la marmota'. A un 'volver a empezar' como en el que en este preciso instante se fija como meta, cinco meses después del anterior trance, las Elecciones Generales del próximo 10-N.

Con este inevitable panorama en el horizonte, y en la misma semana en la que las formaciones en liza han presentado sus candidaturas a la Junta Electoral, La Opinión de Málaga ha invitado a seis cabezas de lista al Congreso de los Diputados por la circunscripción malagueña a que se sometan a un ejercicio de lo más individual e introspectivo. Se trata de una especie de autorretrato que proyecta sobre el espejo ebrio de palabras de un periódico las inquietudes personales y la materia prima vital de los número 1 de PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos, Vox y el recién creado Más País-Equo. Ignacio López, Pablo Montesinos, Guillermo Díaz, Alberto Garzón, Patricia Rueda y Carmen Lizarraga hablan sobre ellos mismos.

Lo hacen en primera persona, con temática y enfoque libre, partiendo de su propio yo hasta desembocar en la causa colectiva que defienden. En las impresiones que, a partir de ahora, se suceden, el candidato o la candidata en cuestión trasciende, en cada caso, a su propia silueta pública. Y le da paso a una persona que se ha enfrentado a un folio en blanco o ha desplegado una reflexión en voz alta para dirigirse a quienes están llamados a regresar a su colegio electoral por una misma senda que, en los últimos tiempos, ha reclamado demasiadas veces su papeleta.

Antecedentes

Desde que se disolvieron las Cortes para la convocatoria de nuevas elecciones, las cocinas de las sedes provinciales de los partidos hierven de nuevo ante la reválida del 10-N. Las fuerzas políticas se preparan, sin perder de vista el crispado ambiente, para repetir el examen nacional de la pasada primavera. En los comicios del pasado 28-A, el PSOE obtuvo cuatro diputados frente al triple empate a dos de PP, Ciudadanos y Unidas Podemos y el escaño de Vox. Frente a estos guarismos, los posibles efectos de la irrupción de Más País-Equo es la gran novedad en un mapa provincial en el que las cinco fuerzas con representación han vuelto a darle la confianza a quienes fueron sus diputados en la legislatura exprés.

Esta vez,13 partidos han presentado candidaturas al Congreso de los Diputados por Málaga, lo que supone dos formaciones más que en la pasada primavera, mientras 11 concurren al Senado.

Las candidaturas por Málaga al Congreso son: PSOE, Ciudadanos, Pacma, Partido Comunista del Pueblo Andaluz (PCPA), Partido Comunista de los Trabajadores de España (PCTE), Andalucía Por Sí, Vox, Por un mundo más justo (PUM+J), Unidas Podemos, PP, Partido Comunista Obrero Español, Recortes Cero-Grupo Verde y Más País-Equo.



PABLO MONTESINOS (PP): "Para mí, es un orgullo representar a mi tierra"

Han pasado siete meses desde que La Opinión de Málaga informó sobre mi salto a la política. Y he de reconocer que han cambiado no pocas cosas en mi vida. Admito que echo de menos mucho mi día a día como corresponsal político, cuando vivía el trasiego de las Cortes Generales en los pasillos, tratando de rascar información. Pero me reafirmo sin duda en la decisión tomada. Creo que Pablo Casado será un gran presidente del Gobierno de España.

Para mí es un orgullo representar a mi tierra, y por eso estoy muy agradecido tanto a Casado como a la estructura del PP en Málaga y Andalucía por elegirme como cabeza de lista al Congreso de los Diputados. Es, además, una suerte contar con compañeros de la talla de Carolina España, Mario Cortés o Ángeles Muñoz, en el caso de la lista al Senado.

Además, la labor como vicesecretario de Comunicación está siendo apasionante. Me permite mantener un contacto prácticamente diario con los compañeros periodistas, cosa que agradezco, pero además estoy viviendo el partido desde dentro, por ejemplo participando en el Comité de Dirección.

A los malagueños, les digo que entiendo perfectamente su hartazgo por ir de nuevo a unas elecciones que Sánchez buscó desde el primer momento. Pero, también, que tienen en el PP un partido que trabajará para desbloquear las infraestructuras pendientes de la provincia y que tiene como objetivo prioritario la creación de empleo. Si hay algo que define a Casado es que siempre antepone el interés general al partidista.

IGNACIO LÓPEZ (PSOE): "Soy de gustos sencillos, no necesito grandes lujos"

Me preocupa mucho poder compatibilizar mi vida política (que es mi trabajo actual) con mi vida personal, sobre todo la que se debe al cuidado y disfrute de mi hijo. Como padre, igual que todos los padres y madres, quiero darle a mi hijo tanto mi tiempo como ofrecerle la oportunidad de que le vaya bien en la vida. Esa 'obsesión' personal también me mueve en política, por eso creo fundamental hacer políticas para garantizar el derecho a tener un hogar, un trabajo y un salario digno para que todas las personas podamos desarrollar un proyecto de vida en el que entre tener hijos si así se desea. Pero claro, que disponer de esas condiciones materiales no sea a costa de no poder cuidar y disfrutar de nuestros hijos, por eso son tan importantes las políticas de conciliación que tienen que ver con usos horarios razonables, permisos de paternidad, escuelas infantiles, etcétera.

Confieso que no me gustan las injusticias, tanto las de pequeña escala como las de grandes dimensiones. Esa es la razón principal que me lleva a hacer política y creo que no hay mayor injusticia social que la de la pobreza. Desde muy joven participé en organizaciones que luchan contra la pobreza, mucho de mi tiempo lo empleaba en esa labor como voluntariado. Para mí no hay nada más satisfactorio que ser útil en este mundo y antes esa utilidad la ejercía en ONGs y ahora la quiero practicar desde el Congreso, que creo que es donde más política útil puede hacerse.

Soy persona de gustos sencillos, no necesito grandes lujos. Soy feliz leyendo un libro, siguiendo una serie, compartiendo mantel con amigos o disfrutando de la naturaleza que tenemos, ya sea naturaleza de mar o de montaña. No hay mayor belleza que la de nuestro planeta, disfrutar de él es uno de mis grandes placeres, por eso creo que conservarlo para que puedan no ya solo disfrutarlo, sino tenerlo sano, todas las generaciones venideras, debe ser el gran objetivo de nuestra generación política.

Y no me gustaría terminar sin decir que, en cuanto a las formas, tanto en la vida como en política, no me gusta hacer a nadie lo que no me gustaría que me hicieran a mí. Procuro vivir bajo esa máxima.


GUILLERMO DÍAZ (CIUDADANOS): "El cine y la historia son parte de mi vida"

El cine, la música y la historia han ocupado gran parte de mi vida. Precisamente, por mi afición a la historia, conozco los peligros del nacionalismo y del descrédito de las instituciones. Los primeros conducen a conflictos entre hermanos y lo segundo abre la puerta a los populismos y a fórmulas de gobierno peligrosas.

Desde hace algunos años, España y Europa están en una encrucijada. Yo en Ciudadanos encontré respuestas a estas preocupaciones. Una propuesta frente al nacionalismo y una fórmula para recuperar el crédito en las instituciones.

Además, ser de Málaga ayuda, puesto que Málaga es el laboratorio de lo mejor de España. Somos un ejemplo a exportar.

Mi concepción de la política como representante de la provincia además, me hace tener un contacto directo con muchos malagueños y llevo sus propuestas al Congreso, para ello abrí una inédita oficina del diputado, que ha sido una de las experiencias más gratificantes en mi corta trayectoria política.

Trabajar por Málaga. Por tanto, espero que por fin haya Gobierno en España. Que nos dejemos de bloqueos, de partidismos y nos pongamos manos a la obra con lo que nos une. En Málaga, hay mucho por hacer. Tenemos que proteger nuestras playas, asegurar el suministro de agua, mejorar el saneamiento y dotar a la Policía y Guardia Civil de efectivos y equipamiento suficiente.

Tengo ganas de ponerme a trabajar por Málaga, en equipo y con mis compañeros de otros partidos, sin bloqueos. Sin cortoplacismos.


ALBERTO GARZÓN (UNIDAS PODEMOS): "Coherencia y determinación"

Es difícil presentarse a uno mismo, creo que eso le corresponde a otras personas. En todo caso, quizás dos valores que pudiera resaltar -y para mí son de enorme importancia- son la coherencia y la determinación. Creo que tienen también una especie de correlato en el campo político.

La coherencia porque es importante, desde mi punto de vista, el mantenimiento de los postulados ideológicos. Es decir, el modelo de sociedad que queremos construir. No estoy de acuerdo con aquellas personas que cambian de parecer en función de las encuestas. Creo que eso no es honesto, no es coherente. Creo que esa coherencia debe prevalecer cuando hablamos de un sistema político en el que tenemos que resolver determinados problemas y contingencias que solo se pueden resolver postulando proyectos de sociedad.

Abordar problemas. Después, la determinación porque, precisamente, para abordar esos problemas -véase el desempleo, el cambio climático, el machismo, el patriarcado...- necesitamos una determinación para resolverlos. No cabe en mi cabeza abordarlos desde una perspectiva meramente de apariencias. Habría que ser contundente, determinado, respecto a la necesidad de resolverlo, lo que supone ir a la raíz del problema y no contentarse con meros cambios superficiales.

Estos son dos valores que, según creo, tienen ese correlato y que yo trato de hacer prevalecer en mi vida personal también. La coherencia, con las decisiones que tomamos en el ámbito personal. Y la determinación, pues cuando queremos conseguir objetivos que no son de naturaleza política, sino que son objetivos vitales.


PATRICIA RUEDA (VOX): "Siento la necesidad de hacer el bien"

Siempre he sentido la necesidad de aportar, de construir, de hacer el bien y estoy muy en desacuerdo con la mala gestión que hacen los políticos y que pagamos los españoles. Harta del despilfarro, la manipulación, la carga fiscal y la permisividad hacia aquellos que incumplen las leyes, hacen el mal o quieren dinamitar las instituciones, así que cuando me lo propusieron, lo vi claro.

Tengo la oportunidad de hacer el bien 'a lo grande'. Mi formación, mi experiencia, mis valores y mi capacidad de trabajo ayuda y ayudará a los malagueños y a los españoles. En los últimos 12 años he ocupado puestos de dirección. Soy gestora y sé lo que es ser empleadora y empleado, lo que me da una visión muy amplia.


Soluciones a la situación actual. Cuando estaba al frente de la empresa que gestionaba, ayudaba a otros generando empleo, ofreciendo oportunidades a jóvenes, organizaba eventos solidarios... Ahora, desde el Congreso, desde el órgano constitucional que representa al pueblo español, tengo la posibilidad de llevar a cabo cambios sociales y legislativos que aporten soluciones a la difícil situación política y social que estamos padeciendo.

Soy mujer de acción, con gran capacidad de trabajo y que siempre desea resultados. Licenciada, diplomada y con un Máster MBA en dirección de empresas, ahora estoy en política porque es el momento de defender aquello en lo que creo. Y los que me conocen saben que soy una mujer honesta y con mucho sentido común.

CARMEN LIZARRAGA (MÁS PAÍS-EQUO): "Hay que combinar teoría y práctica"

Hola, soy Carmen Lizarraga y lidero la candidatura de Más País-Equo por Málaga. Ejercí como diputada en el Parlamento de Andalucía cuatro años, pero en enero regresé a mi trabajo como profesora universitaria de Economía por desacuerdo con la línea marcada por la dirección de Podemos.

Temo que el enfado con quienes no han sabido dialogar y formar Gobierno dé la victoria a las derechas, que sí se ponen de acuerdo, igual que ocurrió en Andalucía.

Por eso, vuelvo. Por la irresponsabilidad de otros, en los que confiaron millones de ciudadanos el 28 de abril, en una situación de emergencia social, climática y democrática, muy consciente del necesario papel de una fuerza política que amplíe, oxigene y desbloquee el espacio político progresista.

Pongo sobre la mesa el trabajo y la capacidad de diálogo que condujeron a tener un acuerdo sobre financiación autonómica, beneficioso para Andalucía y pergeñado por las fuerzas progresistas del Parlamento andaluz.

Es necesario recuperar los pactos de convivencia rotos en este país y la confianza en las instituciones. No han fallado los programas, sino las actitudes y las aptitudes. Como profesora universitaria, sé que no basta con saberse de memoria la asignatura. Hay que saber combinar teoría y práctica.

Ofrezco lo mejor de mí para dar voz a Málaga, que sin complejos debe ser el motor económico en la necesaria transición productivo-ecológica de Andalucía, liderando una candidatura de Más País-Equo que ofrece lo mejor de sí, independientemente del origen de la sangre que corre por nuestras venas. Porque Málaga es un referente andaluz más allá de sus fronteras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook