07 de diciembre de 2020
07.12.2020
La Opinión de Málaga
Crisis del coronavirus

El ocio nocturno alerta del aumento de fiestas ilegales en navidades

La policía asegura que «seguirá con las labores de denuncias por redes sociales» y que hará rastreos en busca de este tipo de fiestas

06.12.2020 | 20:23
Empresarios del ocio nocturno de Málaga en la manifestación celebrada el pasado agosto.

Un canal para denunciar fiestas ilegales

  • Ante el incremento de estas reuniones ilegales en domicilios particulares, naves industriales o residencias de estudiantes entre otros lugares, la patronal estatal del ocio nocturno y espectáculos ‘Spain Nightlife’ ha decidido poner en marcha un canal para recibir denuncias sobre fiestas ilegales. La iniciativa surgió después de que el Gobierno decretara el cierre de esta actividad, lo que provocó, según ellos, que se intensificasen las fiestas en espacios como pisos y casas particulares. A fecha de hoy, el canal de denuncias ha recibido más de 315 quejas. Sin embargo, desde la patronal estiman que este número supone en realidad un 1 o 2 por ciento de las que se han llegado a celebrar y calculan que son cerca de 20.000 las que han tenido lugar.

Se acercan las navidades más atípicas de las últimas décadas, marcadas por restricciones y ausencias de grandes celebraciones y fiestas. Por eso, el sector del ocio nocturno malagueño advierte de que en estas fechas se va a registrar un aluvión de fiestas ilegales en propiedades privadas de la provincia. Sobre todo durante este puente de la Inmaculada, la Navidad y la Nochevieja.

El presidente de la Asociación de Salas de Fiesta y Discotecas Málaga de Noche, Juan Rambla, asegura que la ausencia de alternativas para celebraciones va a ser aprovechada por casas privadas y rústicas para alquilar.

Rambla subraya que la paralización de discotecas y fiestas está impulsando que las personas busquen otras opciones: «Al no existir una oferta regular, la demanda aumenta porque la gente busca otras opciones para poder reunirse. El problema de esas fiestas es que no se sabe dónde están».

Según advierten desde la patronal malagueña del ocio nocturno, las propiedades privadas como casas rurales y villas «sacan provecho de esta situación».

El presidente de Málaga de Noche responsabiliza a los ayuntamientos e instituciones de esta situación, ya que los acusa de no querer cooperar con las empresas del sector de la noche, en una oferta de ocio nocturno que puedan garantizar medidas como el uso de mascarillas o las distancias sociales en instalaciones.

«Hemos avisado de que al desaparecer nuestra oferta, aumentarían las reuniones ilegales. No somos una fuente de contagio, no ha habido contagios en nuestros establecimientos, hemos propuesto establecer controles sanitarios en nuestras salas», asegura.

Pero Rambla insiste en la negativa de la administración para solucionar este problema, ya que la respuesta ante estas propuestas «ha sido nula, cerrados hasta nuevo aviso».

Por su parte, desde la Concejalía de Seguridad aseguran, que como otros años, «en esta fechas se realizan muchas fiestas ilegales», y por ello no solo patrullan si no que también rastrean las redes sociales.

« El Grupo de Investigación y Protección (GIP), encargado de evitar celebraciones ilegales en la capital malagueña, investiga en las redes sociales para detectar fiestas ilegales que no cumplen los protocolos», explica Avelino Barrionuevo, concejal de Seguridad.

Hay que recordar, que estas fiestas tienen lugar en propiedades privadas, lo que hace muy difícil el acceso de los agentes policiales, en el caso de ser decretadas sin contar con la correspondiente orden judicial. Por ello, muchos agentes de paisano asisten a estas con una identidad falsa.

«Nosotros solo denunciamos y hacemos un labor preventiva, a veces vemos que hay fiestas y nos ponemos en contacto con el promotor para hacerle llegar las normas, prevenciones y protocolos. También hay una estrecha colaboración con la Policía Local de otros municipios», reitera.

Desde agosto, casi 700 malagueños han sido sancionados por ir a fiestas ilegales. En concreto, la Policía Local multó en la capital a 174 personas en agosto, 224 fueron denunciadas en septiembre, 284 es la cifra de octubre y, diez sanciones los primeros días de noviembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook