El Ayuntamiento de Málaga confía en que la creación de una mesa técnica anunciada por la Junta de Andalucía sirva de punto de partida para emprender el desmantelamiento progresivo de Los Asperonesdesmantelamiento Los Asperones. El edil de Derechos Sociales, Francisco Pomares, se expresó en esta dirección y ofreció la colaboración municipal necesaria para desarrollar actuaciones en materia de empleo y formación que permitan a las familias «ir saliendo poco a poco de allí», para así erradicar el núcleo de infraviviendas en el que residen desde hace más de tres décadas.

Pomares calificó de «buena noticia» que la delegada en Málaga del Gobierno andaluz, Patricia Navarro, «esté liderando este proyecto» y abogó por que se implante un plan de entre cinco y siete años en el que se «trabaje con tres patas, con un pacto entre la Junta y el Gobierno central al que se sumaría también el Ayuntamiento de Málaga».

Según detalló Francisco Pomares, en los pasados meses de octubre y diciembre se celebraron sendas reuniones y, ahora, en enero se seguirá profundizando en la puesta en marcha de una mesa técnica, tal y como ha planteado el Ejecutivo autonómico de PP y Ciudadanos.

El concejal de Derechos Sociales es partidario de que «esta vez» sí se inicie el desmantelamiento del núcleo, después de que anteriormente otras iniciativas que se pusieron en marcha no llegaron a gozar de la continuidad que demandaba la situación que allí se vive: «Parece que nunca es el momento de Los Asperones, hace unos años se metió por medio la crisis económica y muchas de las promesas de los gobiernos socialistas de la Junta tampoco terminaron de llevarse a cabo; aunque nos encontremos en un momento complicado, por la pandemia, ya hay suficientes informes a todos los niveles que alertan de que la situación es insostenible y se debe actuar; iremos de la mano de este Gobierno andaluz porque es un problema social que, con voluntad política, se puede erradicar».

Pomares recordó que «muchas de las familias no quieren que sus hijos crezcan allí y, además, se les puede dotar de las oportunidades necesarias con un plan que se dote de financiación por parte de la Junta de Andalucía y el Gobierno central, o incluso con fondos europeos, para que vayan saliendo poco a poco de allí estas personas y se cumpla la promesa que se les ha hecho».

Sobre esta misma cuestión, la concejala del PSOE en el Ayuntamiento de Málaga Rosa del Mar Rodríguez manifestó que «este poblado chabolista es una de las grandes vergüenzas de nuestra ciudad, el mayor ejemplo de desigualdad social. No debemos permitir esta pobreza extrema en la barriada de Los Asperones», aseveró la edil socialista. Rodríguez recordó que «hace más de tres años que el Consistorio de la capital malagueña y la Junta de Andalucía se comprometieron a reunirse e iniciar el desmantelamiento de la barriada. Han pasado tres años, esperemos que esta mesa técnica no sea otro brindis al sol», subrayó esta concejala de la oposición.

Ahora bien, la representante del grupo municipal socialista enfatizó que, mientras llega o no una solución, «nos encontramos con un auténtico problema social al que se le ha dado la patada en repetidas ocasiones porque no se ve».

«El paro supera el 92%, no hay alumbrado público, infraestructuras ni saneamiento», sentenció la edil del PSOE. En este punto, Rosa del Mar Rodríguez apuntó que «en los Asperones no hay calles asfaltadas ni papeleras, tampoco soluciones por parte de las administraciones públicas. Las familias crían niños con una grave escasez de servicios municipales y autonómicos, sin consultorio médico ni centro de empleo, tampoco seguridad, ni por supuesto suministro eléctrico legal», agregó la edil del PSOE.

Rodríguez también aludió al hecho de que «en diciembre de 2019, los parlamentarios socialistas propusieron a la Junta de Andalucía que se incluyera en los presupuestos de la comunidad el desmantelamiento, realojo y regeneración de la barriada de Los Asperones». Así, comentó que «esto formaba parte de una serie de enmiendas presentadas por el PSOE de Andalucía» aunque, en su opinión, no fue atendido como merecía por el Ejecutivo autonómico de PP y Ciudadanos.

Por su parte, la parlamentaria andaluza por la provincia de Málaga Vanessa García -afín a Teresa Rodríguez- acogió con una mezcla de alegría y escepticismo la iniciativa del Gobierno andaluz adelantada por La Opinión de Málaga: «Nos alegramos de que la señora Patricia Navarro -delegada de la Junta en Málaga- anuncie actuaciones en Los Asperones, aunque desconocemos a que se refiere con una mesa técnica».

García aseguró que «en todo caso, en esa mesa deben participar los colectivos que viven y han estado trabajando intensamente en Los Asperones, ya que son los que conocen de primera mano la problemática. Pero lo más importante es que haya una voluntad política clara y no sea un mero brindis al sol», agregó esta diputada malagueña que ha trasladado en sede parlamentaria, en los últimos meses, la insostenible situación de la barriada de Los Asperones.

Asimismo, García señaló que «llevamos ya más de 34 años de espera en un lugar que ya no debería existir. Son 34 años de vulneración de los derechos humanos, sobre los que también hay que recordar que el Partido Popular lleva 21 años de Gobierno municipal en Málaga en los que este barrio ha sido olvidado continuamente, salvo en las promesas electorales», manifestó la parlamentaria malagueña.