La Policía Nacional ha detenido en Málaga a un español de 57 años por desentenderse de sus cuatro hijos tras el fallecimiento de su pareja a finales de 2018. El investigado, arrestado al regresar de Argentina, abandonó económica y emocionalmente a sus descendientes, siendo la mayor gran dependiente que durante estos años ha sido atendida por su hermana pequeña desde que tenía 14 años. La joven, junto a otro de sus hermanos, trataba de sufragar todos los gastos con sus pensiones de orfandad. Al detenido se le ha imputado un delito contra los derechos y deberes familiares.

La investigación se inició por petición de la autoridad judicial, que solicitó gestiones para comprobar el estado de una menor que actualmente tiene 16 años y sus hermanos, ya que los informes de varios organismos públicos alertaban sobre una posible situación de riesgo.

Según las pesquisas, el padre se fue desentendiendo de sus cuatro hijos a partir del fallecimiento en 2018 de la madre, nexo de unión familiar, y dejó de cubrir las necesidades básicas de sus descendientes. Con el paso de los años, y antes de ausentarse del país, el hombre acumuló importantes deudas por consumo de luz, alquiler de la vivienda y otros gastos que no abonó a pesar de tener una pensión por viudedad. "Los dos hermanos más jóvenes tuvieron que hacer frente a estas deudas con sus pensiones de orfandad, necesitando ayuda de vecinos y servicios sociales para su subsistencia", ha explicado la Comisaría Provincial de Málaga.

Esta situación hizo que la menor de la familia se hiciera cargo de su hermana dependiente, cubriendo sus necesidades básicas como el aseo, asistencia, alimentación y suministro de medicamentos, situación que le obligó en alguna ocasión a no ir al instituto. La investigación policial ha logrado determinar todos estos extremos, constatando la situación de riesgo que padecían los hermanos. Al regreso del padre de Argentina, fue detenido como presunto autor de un delito contra los derechos y deberes familiares.