Carlos Lamela intervino en Inmoforum dictando la ponencia inicial del encuentro. Una ponencia que llevaba por título ‘El futuro de la ciudad de Málaga en términos de urbanismo, arquitectura y sector inmobiliario’.

¿Qué escenario prevé a corto y medio plazo para el sector inmobiliario malagueño y de la Costa del Sol?

Los indicadores inmobiliarios para Málaga y Marbella son muy buenos. Hay claros indicios de que se está recuperando el turismo internacional y se detectan ganas de volver a la vida prepandémica. Todo va a mejorar a corto y medio plazo.

Usted siempre ha reivindicado la capacidad de Málaga en las últimas dos décadas para reinventarse como ciudad, ¿no es así?

Sin duda. Málaga lleva reinventándose desde la década de los sesenta. La ciudad responde a una economía determinada y está enmarcada en un ámbito determinado y muchas veces no es fácil separarse de su entorno, pero Málaga como ciudad, en los últimos 20 años ha tenido un cambio radical configurándose como una de las grandes capitales de España y una ciudad con un futuro enorme, de las que más, y ahí está el dato revelador de que es la única ciudad española que ha ganado población en los últimos años.

¿Está el urbanismo malagueño a la misma altura que la ciudad a la hora de reinventarse y desarrollarse?

El urbanismo lo tenemos que hacer entre todos. Es el reflejo de la sociedad malagueña. Lo que se necesitan son instrumentos y una reglamentación adecuada para hacer las cosas bien y de forma ágil y eficaz, que es el problema que tiene el urbanismo no sólo en Málaga, en cualquier parte del mundo. Hay que hacer un esfuerzo en este sentido, sin duda.

Su padre ejecutó muchos proyectos en Málaga y ahora usted hace lo mismo. El idilio Lamela-Málaga continúa.

Para nosotros ha sido una gran satisfacción. Mi padre tuvo una gran relación laboral con toda la provincia de Málaga. Nuestro estudio tiene 65 años de vida y mi padre empezó a trabajar allí con el Hotel Tres Carabelas de Torremolinos. Ahora nosotros estamos inmersos con el nuevo hospital y con las Málaga Towers y deseamos estar en esta tesitura durante muchos años más.

¿Cuál es el momento real de la arquitectura en nuestro país?

La arquitectura española lleva ya unas cuantas décadas pasando un buen momento. España es país de buenos arquitectos, de buenos edificios, de buenas escuelas de arquitectura, con una historia del arte muy significativa, muy prolífica en los últimos mil años y la arquitectura moderna tiene que ser una continuidad de todo esto que le estoy comentando. Estamos en un momento bueno pero este momento debe ser acompañado por la confianza de la población y de la clase política.

El urbanismo vertical que se pretende implantar en Málaga tiene muchos detractores ¿qué les diría?

El urbanismo vertical no es ni bueno ni malo per se. Hay un urbanismo vertical excelente y otro que no es tan bueno. Lo que hay que hacer es hacerlo de calidad. Si Málaga lo hace de calidad, bienvenido sea. Hay que hacerlo con cabeza y planificarlo siempre que sea necesario. El urbanismo vertical tiene muchas ventajas: es más eficaz, eficiente, económico (generalmente si no se sobrepasan algunos topes). Hay que llevarlo a cabo con sensatez y sentido común.

¿En qué punto se encuentra el proyecto Málaga Towers?

Las torres de Sierra Blanca y la de Metrovacesa están ya en ejecución (cimentación, muros pantalla y primeros forjados, etc.). La tercera torre ya tiene licencia y esperemos que se ponga en marcha en breve. Todo va muy bien y estamos cumpliendo los plazos que se han determinado.

¿En qué otros proyectos de la provincia de Málaga está trabajando?

Acabamos de presentar el anteproyecto del tercer hospital de Málaga y en cuanto se lleven a cabo las fases intermedias del proyecto esperamos empezar a ejecutarlo. Estamos muy contentos de participar en este nuevo hospital.

En plena pandemia ejecutarán el tercer hospital de la ciudad, ¿Cómo se lo plantea? ¿Cómo será el hospital?

Será un hospital de nueva generación. Tiene que ser un edificio eficiente, claro y diáfano, pero a la vez tiene que ser una auténtica máquina de funcionamiento, como un reloj suizo. Tenemos que hacer un hospital del que todos los malagueños se sientan orgullosos.

La pandemia, el teletrabajo, la necesidad de tener espacios abiertos, ¿realmente ha modificado mucho la forma de diseñar casas, edificios y viviendas, o no es para tanto?

Lo que ha hecho la pandemia es poner en negro sobre blanco muchas cosas que ya teníamos en mente desde hace mucho tiempo. La arquitectura debe responder a las necesidades del hombre: incorporar espacios libres, ventilados, luminosos en las viviendas y edificios, lo que pasa es que nos acordamos de ellos en momentos de dificultad como los que hemos pasado.

¿De cuál de sus obras se siente más satisfecho?

Hemos trabajado en muchos proyectos pero creo que la nueva terminal del aeropuerto de Barajas ha sido fundamental para nosotros. Al ser una infraestructura aeroportuaria que usan cientos de miles de personas cada día da una dimensión al proyecto realmente importante.