La Asociación de Empresarios de Servicios de Alquiler de Andalucía (Aesva) ha mostrado su preocupación por las "dificultades" que tienen las empresas de rent a car para la recogida de clientes y la entrega y recogida de vehículos en el aeropuerto de Málaga-Costa del Sol ante los cambios introducidos "sin previo aviso" desde el pasado mes de junio.

Así lo trasladaron en una reunión en la sede de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), indicando que la problemática afecta tanto a las empresas que ofrecen el servicio de minibús de cortesía (que recogen a los clientes en el aeropuerto y los llevan hasta sus oficinas, donde les entregan los vehículos), como los que se ven obligados a utilizar los aparcamientos ubicados en las distintas terminales para realizar el servicio.

Estos "obstáculos" han surgido tras el cambio realizado por Aena el pasado mes de junio, "sin previo aviso", del lugar habilitado para el estacionamiento de los autobuses, "ya que la nueva parada presenta un complicado y poco señalizado acceso a los clientes, que se ven obligados a hacer un largo recorrido desde la terminal para llegar hasta él".

A pesar de que se han colocado marquesinas para proteger del sol y de la lluvia, han indicado en un comunicado desde la CEM, esta medida "resulta insuficiente para resguardar a viajeros y trabajadores, ya que el trayecto desde la salida de la terminal hasta el lugar de estacionamiento de los vehículos queda a la intemperie".

Además, en el mismo lugar se ha ubicado también a los VTC, lo cual provoca "situaciones de aglomeración e incrementa de forma significativa el riesgo de accidentes".

Más costes operativos

Anteriormente las empresas de alquiler que operan en el aeropuerto disponían de algunas plazas de aparcamiento para la entrega y recogida de vehículos, "lo que facilitaba la movilidad y permitía ofrecer un óptimo servicio e imagen a los clientes".

Sin embargo, ahora también aluden a "dificultades operativas". El parking exprés, situado en la T3, ofrece 15 minutos de estacionamiento gratuito de cortesía, "aunque este tiempo a menudo resulta escaso, y por otro lado el espacio no es lo suficientemente amplio para acoger a todos los vehículos que deben estacionar".

"Igualmente, sería necesario facilitar el servicio de entrega de vehículos con un tiempo de cortesía en los parking ubicados en la T2, en llegada de pasajeros", han solicitado.

En este punto, han aludido a la imagen "negativa" que se da a los turistas, más aún en un aeropuerto que "está considerado como uno de los más importantes, no solo de España sino también de Europa y que sólo en el año 2019 recibió más de 19 millones de pasajeros".

Aesva ha recordado que, en la operatividad de un aeródromo, "la correcta movilidad resulta imprescindible". "La facilidad para acceder y salir de las distintas terminales, la transitabilidad, accesibilidad a todas las personas, especialmente a los más vulnerables; y la facilitación de los servicios de autocares, taxi, VTC y de vehículos de alquiler son vitales para atender las necesidades de los viajeros", han defendido.

Por todo ello, han exigido que se solucione esta problemática que no sólo afecta a las propias empresas y a sus trabajadores, "sino que impacta de manera muy directa en la percepción de quienes llegan a Málaga por vía aérea, algo que, en la actual coyuntura sanitaria y económica, perjudica gravemente a los visitantes y a la imagen de nuestra ciudad".