La provincia de Málaga se prepara para recibir durante el puente de la Hispanidad, que arranca hoy y se va a prolongar hasta este próximo martes, 12 de octubre, a más de 150.000 visitantes. A juicio de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa de Sol (Aehcos), el 60,61% serán de origen internacional, gracias a la flexibilización de las medidas para viajar hacia España.

Las cifras de ocupación varían, según las zonas de la provincia y las fuentes consultadas, del 60% al 80%. Un sondeo previo elaborado por el Área de Estadística e Investigación de Mercado (Saeta) de Turismo Andaluz arroja de media una ocupación del 69,3% en el conjunto del territorio malagueño. La patronal hotelera lo eleva al 75,73% para el conjunto de los asociados de Aehcos. Y en la capital se baraja el 80% por el peso específico aportado por las viviendas de alquiler vacacional.

Para la Junta, por delante de Málaga se situarán las provincias del interior: Sevilla (76%), Granada (75,4 %), Jaén (73,7 %) y Córdoba (72,7 %). Casi a la par de la provincia malagueña estará Cádiz, que llegará de media al 69,9% de ocupación. Y por detrás figuran en este listado Huelva con el 67,7% y Almería al 55,9%,

Para Aehcos, si en los meses estivales «el turismo nacional ha salvado en buena medida al sector, se está observando un cambio de tendencia desde el 15 de septiembre que comenzaron a llegar los turistas internacionales. Esta tendencia continúa y aumenta de cara al puente de la Hispanidad, donde se espera que seis de cada diez turistas que se alojen durante los próximos días en nuestra provincia tengan procedencia internacional», relata el presidente del colectivo, José Luque.

«Esta continuidad y aumento del turismo internacional viene derivada de la conjunción de varios factores, como la eliminación de las restricciones que hasta ahora se han impuesto a los viajeros de otros países y la prolongación de la época estival», agrega. Para la Consejería de Turismo, la media de ocupación en Andalucía para estos días será del 70%, de forma que se espera desde la administración autonómica «un otoño-invierno muy positivo para el sector turístico».

Si la patronal hotelera de la provincia de Málaga espera en este puente una ocupación media del 70%, dicho guarismo «dista mucho del pasado octubre, cuando apenas se ocupó el 22% de las plazas disponibles». Y recuerda Aehcos que en 2019 la ocupación fue del 87%, apenas 11 puntos por encima de las estimaciones actuales. «Esperemos que este puente confirme ese cambio de tendencia que observamos desde mediados de septiembre, una vez finalizada la época vacacional del turismo nacional», finaliza el propio Luque.

El reto ahora es el de que siga aumentando la afluencia de los turistas internacionales para la recuperación del sector. Y también que sigan las buenas previsiones meteorológicas, como explica el presidente de los hoteleros, «junto con la nueva etapa sanitaria que se inaugura al pasar a nivel 0 la mayoría de los municipios, suponga el despegue definitivo del sector».

El análisis elaborado por Turismo Andaluz agrega un dato importante para el conjunto de la comunidad, debido a que una de las opciones preferidas es la de hacer un tour por al menos dos provincias. El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Juan Marín, matizó que la «buena tendencia» que se inició en verano va a tener continuidad este otoño e invierno, que será «muy positivo para el sector turístico y hostelero».

«Después de cerrar la temporada alta de sol y playa, vemos como vuelve a recuperarse con fuerza el turismo urbano con buenos datos de ocupación en ciudades patrimoniales», dijo Marín. Y quiso incidir en que en este nuevo ciclo turístico «abierto después de la pandemia» se vuelve a «confirmar el fuerte tirón del segmento rural y de naturaleza».

Cada vez más turistas británicos en el aeropuerto

El primer fin de semana tras la anulación del semáforo Covid-19 para viajar desde o hacia el Reino Unido propiciará un mayor número de vuelos con las Islas Británicas, destino que en estos días recupera el 75% de las conexiones desde la Costa del Sol.

Esta afluencia de residentes que durante meses esperaban este momento para poder desplazarse al litoral malagueño sin necesidad de costear un test PCR coincidirá con unas fechas festivas que recuperarán en el interior las mejores estampas anteriores a la pandemia, en cuanto a afluencia de visitantes nacionales y extranjeros.