Desde el pasado miércoles, la capital se estaba preparando para este fin de semana. El Comité Territorial de Salud decidió, esta vez sí, incluir al distrito sanitario de Málaga, junto al Valle del Guadalhorce, La Vega, Axarquía, en el nivel 0 de alerta sanitaria. Serranía ya lo había estrenado y, en el caso del Costa del Sol, deberá probar suerte la próxima semana.

En base a la actualización de los datos publicados por la Consejería de Salud y Familias en la web del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), la provincia de Málaga mantiene una tasa de incidencia acumulada a 14 días de 44,4 casos por cada 100.000 habitantes. Al estar por debajo de los 50 casos se considera que está en riesgo bajo de transmisión. En la capital, ese índice está en los 41,5 casos.

Por tanto, este es el primer fin de semana en el que Málaga capital saborea la «normalidad» como nuevo concepto pandémico en el que sigue habiendo mascarillas en espacios cerrados o abiertos en los que haya grandes aglomeraciones de personas.

Las buenas temperaturas y el inicio del Puente del Pilar ayudaran a que este cambio de fase se desarrolle con restaurantes llenos y calles repletas de malagueños y visitantes que aprovecharon los primeros días de festivo para tomarse algo.

Lleno en bares y restaurantes del Centro este sábado Gregorio Marrero

Este nivel 0 de alerta sanitaria se caracteriza por la caída de todas las restricciones y la recuperación de una situación similar a la anterior al estallido de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19.

Hostelería, restauración, cultura... todos los sectores recuperan tanto su aforo como su horario habitual, por lo que, por ejemplo, ya se puede disfrutar de un picoteo en la barra, algo que estaba prohibido en los meses anteriores.

En el caso de las discotecas, regresan las pistas de baila después de un año y medio, por lo que finaliza la norma sanitaria de cubrir las tarimas con mesas para dividir la clientela por grupos.

Teatros, conciertos, congresos

Dentro de un teatro, sala de conciertos o en un congreso, según indica la Junta en el BOJA, la circulación de las personas por el recinto deberá organizarse de manera que se respete la distancia de seguridad interpersonal.

Además, la apertura de puertas se realizará con antelación suficiente para permitir un acceso escalonado.

En cuanto a la salida del público, deberá garantizarse que se hace de forma escalonada y por zonas, indicándose así al público mediante señalética.

Bañistas pasean por la orilla de la playa Gregorio Marrero

En el caso de espectáculos públicos o eventos multitudinarios será obligatorio el uso de la mascarilla aunque se celebren en espacios al aire libre. Por otro lado, se establecerán sectores independientes de máximo 1.000 personas respetando en todo momento las normas de seguridad y evacuación.

Se designará un punto de acceso a cada sector con servicios independientes y no se permitirá el consumo de bebidas o alimentos en la zona de público, solo en las zonas habilitadas para ello para cada sector. No será necesaria realizar la evaluación de riesgos por la autoridad sanitaria.

En los ensayos y conciertos de bandas de música, los instrumentos de viento, incluidas sus partes, como cañas o boquillas, no deberán compartirse entre los diferentes integrantes.

En las ferias comerciales, conferencias, congresos y otros eventos profesionales, no será necesario realizar la evaluación de riesgo por la autoridad sanitaria