El diputado socialista malagueño Ignacio López Cano sopesa ejercer un papel protagonista en el PSOE provincial. A día de hoy, el candidato que más gestos ha hecho para poder ser calibrado como aspirante a la secretaría provincial es Dani Pérez, portavoz municipal en Málaga. No serían los únicos con altas aspiraciones. Por ejemplo, aún no está claro que vaya a hacer el actual secretario provincial, José Luis Ruiz Espejo. López Cano es sanchista de primera hora y pertenece a la ejecutiva federal.

Espejo apoyó fervientemente a Susana Díaz aunque siempre ha estado alejado de toda agresividad y Pérez viró hacia Juan Espadas en el curso del proceso en el que éste se enfrentaba a Díaz.

El congreso de los socialistas malagueños será en diciembre y si hay varios aspirantes a secretario provincial, habrá primarias. Antes, se celebrarán los cónclaves federal y regional. Es a este al que el socialismo malagueño espera. Para ver cómo queda cada cual situado en la esfera regional y para observar a quién bendice Juan Espadas.

En un escrito en Facebook este fin de semana, Ignacio López se despide de la ejecutiva federal y afirma que inicia otra etapa y que "mi implantación en el partido está ahora más en mi territorio". Además, señala que "Voy a implicarme al máximo en ayudar a Juan Espadas y lo haré desde nuestra organización malagueña". López Cano califica de emocionante el tiempo transcurrido desde que en 2017 Pedro Sánchez lo elevó a la ejecutiva regional y tilda de infinita su gratitud hacia el presidente del Gobierno.

En los últimos días se suceden las reuniones y contactos en el socialismo malagueño, con dirigentes muy activos en la influencia interna. Entre ellos varios alcaldes que buscan ejercer otros cometidos políticos en el futuro inmediato.