La Gerencia Municipal de Urbanismo ha concedido la licencia de obras para reparar y rehabilitar un edificio de 44 viviendas, 63 aparcamientos, trasteros y locales ubicado en el número 6 de la avenida Juan XXIII. Se trata del inmueble que ha sufrido múltiples incendios a lo largo de los años, que lleva abandonado desde su construcción (cuya licencia se concedió en 2006 a Evemarina), problemas vandálicos de diversa índole y que ha sido, incluso, okupado durante varios años.

El Ayuntamiento ha intentado solucionar el problema en varias ocasiones, la última en 2017, pero han persistido los actos vandálicos.

De esta forma, consta que el 13 de febrero se expidió licencia de obras a nombre de Evemarina SL para la construcción de 44 viviendas, 63 aparcamientos, trasteros y locales. El 29 de enero de 2013, se deniega la licencia de ocupación interesada, debido a los incumplimientos detectados en un informe del Servicio de Extinción de Incendios y Protección Civil.

Así, el 25 de mayo de 2021 Construcciones Intxausti SL solicitó licencia para reparar el inmueble, "al encontrarse el mismo en malas condiciones de habitabilidad, ya que se han producido diferentes actos vandálicos a lo largo de estos últimos años, lo que ha producido numerosos daños materiales. Mediante el proyecto aportado, se pretenden realizar las obras de reparaciones necesarias para que las edificaciones gocen de las condiciones necesarias de salubridad y habitabilidad para obtener licencia de ocupación".

Asimismo, estos documentos se acompañan de un contrato de compromiso de compraventa, fechado el 23 de febrero de 2021, "que se formalizará una vez sea autorizado por el juez del concurso, al encontrarse el titular de la licencia en concurso de acreedores y por el que se otorga autorización por Evemarina SL para que Construcciones Intxausti SL, a través de su representante, pueda solicitar las licencias de obras pertinentes y de cualquier otro trámite relacionado con esta licencia, incluyendo también la facultad de instar cualquier instrumento de planeamiento municipal de desarrollo y necesario para el trámite de licencia".

De esta forma, se eliminarán y sustituirán elementos deteriorados en fachadas, balcones, cubiertas y del interior tanto de viviendas, zonas comunes, aparcamientos y trasteros situados en el sótano, se adaptarán las instalaciones obsoletas o deterioradas a las actuales normativas y reposición de las carpinterías interiores y exteriores.

El plan de ejecución material es de 650.000 euros y el plazo de ejecución, de 18 meses.

En noviembre de 2017, este edificio sufrió tres incendios consecutivos y los vecinos de la calle Marqués de Valdeflores, frente a los terrenos de Repsol, habían denunciado la situación en varias ocasiones, reclamando el desalojo del inmueble y la intervención de los Servicios Sociales. La oposición intervino en varias ocasiones para que se buscara un comprador al edificio. En diciembre de ese año, el Ayuntamiento tapió los accesos al edificio, entonces okupado, así como también limpió la zona.