El sector de la vivienda en Málaga sigue dando muestras de gran pujanza pese al contexto de pandemia y las dificultades que se atraviesan debido a la crisis de suministros, que está ya ralentizando las obras de algunas promociones. El segmento de producto nuevo sigue en claro auge mientras que el mercado de la segunda mano, poco a poco, va recuperando su ritmo habitual de actividad. Según los últimos datos del Colegio de Registradores de la Propiedad, cerrados a septiembre de 2021, la provincia de Málaga ha registrado un total de 30.021 operaciones en los últimos doce meses, con un aumento del 23,6% por encima del periodo precedente y superando incluso levemente el nivel de ventas del año 2019 (entonces fueron 30.007).

Málaga es la quinta provincia con más inmuebles vendidos en el periodo citado tras Madrid (26.959), Barcelona (55.037), Alicante (33.774) y Valencia (31.613). En cuanto a los precios, el valor del metro cuadrado en la provincia es de 2.088 euros, con un incremento del 1,6% sobre 2020.

Un análisis más detallado de las cifras permite comprobar que el segmento de vivienda nueva es el que presenta ahora mismo mayor fortaleza. De hecho, Málaga es la tercera provincia española que más casas vende en este apartado: 7.708 en el periodo citado, sólo por detrás de Madrid (21.136) y Barcelona (9.210).

La subida de precios en Málaga en este caso es del 6,8% en los doce últimos meses, con un valor medio de 2.395 euros el metro cuadrado, mientras que el incremento de ventas es del 48% sobre 2020 y del 37% sobre 2019.

Se confirma así que son las casas de nueva construcción las que están manteniendo el crecimiento del sector, ya que la vivienda de segunda mano acumula una subida del 16,9% en el número de operaciones en relación a 2020 pero siguen un 9% por debajo de 2019. Los precios se mantienen (descienden un -1% para una media de 1.981 euros el metro).

El empuje de las nuevas promociones que están llegando al mercado hacen que esta gama de producto siga ganando cuota dentro de un mercado que, tradicionalmente, estaba totalmente dominado por las transacciones de vivienda usada. Así, de las compraventas registradas en Málaga, un 23% son ya de vivienda nueva, cuando en otros ejercicios el porcentaje se movía en el 15%, debido sobre todo a que el sector aún no se había lanzado en pleno a acometer nuevas edificaciones.

Mercado activo pese al Covid

«A pesar del contexto de los últimos trimestres, con la crisis sanitaria y todos sus consecuencias, a diferencia de crisis económicas anteriores, en las que el mercado inmobiliario presentaba consecuencias desfavorables, en este caso no está siendo así, gozando el mercado residencial de un importante grado de actividad», apuntan los registradores sobre el sector a nivel nacional.

El Colegio de Registradores añade que el interés por el cambio de vivienda durante la pandemia «está generando una dinámica de mercado especialmente activa en compraventas y precios», aunque advierte de que ese ritmo «no puede mantenerse permanentemente, por lo que entendemos que puede ser un escenario coyuntural».

Por otro lado, la compra de viviendas por parte de extranjeros se mantiene todavía en niveles algo por debajo lo normal aunque ya ha empezado a repuntar. La tasa actual en Málaga es del 26% del total de operaciones, cuando en años anteriores estaba entre el 30% y el 34%. En todo caso, hay que tener en cuenta que el cliente nacional está ahora comprando más, por lo que también es lógico que haya caído algo la representatividad foránea. Además, sólo Baleares (34%), Alicante (33,4%) y Tenerife (27,5%) superan el promedio malagueño. La media nacional es del 10,7%.

«El punto de inflexión del tercer trimestre permite ser optimista con respecto a la evolución de esta variable. En la medida en que la movilidad geográfica internacional se vaya recuperando y suba el nivel de confianza con respecto a la situación sanitaria, la demanda extranjera seguirá creciendo, contribuyendo a mantener elevados niveles de actividad inmobiliaria», dice.

Lo más relevante este tema, en todo caso, es que el comprador británico ha perdido su habitual primera posición. En el último trimestre, son los alemanes los que alcanzan el mayor resultado, con un peso del 10,4% sobre el total de compras de viviendas por extranjeros en España. Los británicos son ahora segundos con un 9,8%, seguidos de franceses (7,8), marroquíes (6,5%), belgas (5,6%) y los rumanos (5,3%).

El INE corrobora  la recuperación del mercado

Los datos del Instituto nacional de Estadística (INE) corroboran la misma tendencia que los del Colegio de Registradores. Según el INE, en los nueve primeros meses de 2021 se han registrado un total de 23.819 compraventas, lo que supone ya un incremento del 5,4% sobre 2019. En vivienda nueva se han comercializado 6.290 casas, representando el 26,6% del total del mercado y ganando peso relativo sobre el panorama de años anteriores en Málaga). El aumento de ventas es del 65% sobre las cifras prepandemia. En cambio, el segmento de segunda mano, con 17.529 ventas, está aún un 5% por debajo de su nivel preCovid.