Siete integrantes del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga viajan este domingo a La Palma, donde ayudarán en los próximos días en las labores de limpieza y rescate derivadas de la erupción del volcán.

El presidente de la Diputación malagueña, Francisco Salado, ha agradecido su labor a estos "voluntarios", un grupo de profesionales que está "sobradamente preparado para hacer frente a catástrofes naturales como la que está sufriendo La Palma".

Según ha informado este domingo la Diputación en un comunicado, es la primera dotación de la provincia que se desplaza a la isla para formar parte del dispositivo de emergencias tras la conversación mantenida entre Salado y el presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández.

Pero no será la única porque "está previsto que estas labores de cooperación se desarrollen, al menos, una semana al mes mientras sea necesario", para lo que se contará con bomberos del Consorcio Provincial que se han ofrecido de forma voluntaria para el operativo, ha explicado Salado.

Este primer grupo, una vez llegado a la isla, pasará a formar parte íntegramente del Dispositivo de Emergencias de Canarias organizado por la erupción del volcán, como si de una dotación de allí se tratase.

Los bomberos de Málaga acometerán las actuaciones que se soliciten, como puede ser el rescate de personas y animales, labores de limpieza o retirada de obstáculos, entre otras.