La variante ómicron del Covid-19 no ha variado significativamente las previsiones del segmento hotelero para el puente. Sin embargo, en base a los datos aportados este martes por la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), ya se han producido las primeras cancelaciones por culpa de la variante ómicron de la Covid-19. 

La incertidumbre internacional creada por las nuevas mutaciones que desde Sudáfrica se han detectado sobre el coronavirus han propiciado un descenso acusado en cuanto a las reservas de viajeros foráneos. Aunque este factor se ha compensado en algunos casos con el incremento de los visitantes nacionales, guiados por ese mismo miedo a volar a destinos foráneos.

Así, para el largo fin de semana que arranca mañana mismo hay ocupaciones superiores al 50% en Antequera (64,35%), Frigiliana-Torrox (60%) y comarca de la Axarquía (54,38%), si bien es cierto que el pico provincial lo vuelve a marcar la capital malagueña, aupada por el alumbrado navideño y las múltiples opciones culturales que presenta. Aehcos marca un 78,16% de plazas ocupadas hasta el miércoles en Málaga, máximo que recuerda a los números previos a la pandemia.

La ocupación media para el puente de la Constitución en el conjunto de la provincia se mantiene sin embargo en un 52% que dista de aquel 70% que arrojó el mismo periodo de 2019. Los hoteleros malagueños añaden que noviembre se ha cerrado con una ocupación media del 57%, que mejora en tres puntos sus previsiones iniciales. En este capítulo hay que subrayar que el mes recién terminado se saldó con una presión hospitalaria mínima y sin la variante ómicron en escena.

«El puente de la Inmaculada parece que va a mantener las constantes de noviembre, superando el 50% de ocupación, una tendencia que tenderá a bajar en diciembre», sostiene el presidente de Aehcos, José Luque, preguntado sobre la posible incidencia de ómicron en las previsiones para estas próximas semanas.

La patronal hotelera apunta a un descenso en la provincia de la ocupación, en el cómputo global de diciembre, hasta situarse en el 39,39%. Más de 10 puntos por debajo del cierre de este noviembre. Luque no oculta su preocupación sobre la nueva variante y esa «alerta generada» en distintos países, así como por las restricciones impuestas en países como Austria, de vuelta al confinamiento, o en otros que han limitado tanto la llegada como salida de los turistas que han salido de sus fronteras. 

«Ya está provocando esta situación cancelaciones para los eventos y celebraciones de las fiestas navideñas en el sector hotelero, así como para las reservas de alojamiento en fechas señaladas», agrega. Diferente son los casos puntuales de establecimientos como los incluidos en la red nacional de Paradores, donde la dependencia del turista internacional es mucho menos acusada y se mantienen las reservas en su amplia mayoría para dichas fechas. 

Por ejemplo, en algunos de estos alojamientos las reservas para el fin de semana de Nochevieja rozan en este momento el 80% y apenas se han notado de momento las cancelaciones derivadas de la nueva variante. Aehcos agrega que para este puente ha cambiado completamente «la cuota del cliente internacional», respecto a las semanas de noviembre. Así, dos de cada tres viajeros responden al perfil del cliente nacional.

En el balance correspondiente a noviembre, Málaga capital también lideró la ocupación (como ocurrirá estos próximos días). En el pasado mes alcanzó una cifra media del 74,91%. Fue seguida por Antequera (72,62%), mientras que superaron el 60% destinos como Marbella-San Pedro Alcántara (70,86%) y Nerja (61,50%).

Para diciembre sólo superará la barrera del 35% la propia capital costasoleña, con casi un 60% de ocupación media.

Benalmádena y Fuengirola, con mejores previsiones

La consulta realizada por la patronal hotelera Aehcos entre sus asociados vuelve a situar a la capital como el destino con mayor ocupación para las próximas fiestas navideñas y el cómputo de todo diciembre. Pero señala a Benalmádena y Fuengirola como los otros dos municipios con mejores datos para este nuevo mes.

Así, diciembre presentará en Málaga capital una ocupación media del 59,33%, a la que seguirá Benalmádena, con un 34,05%, y el término fuengiroleño, un 34,02%, según arroja el informe facilitado ayer por la propia asociación hotelera de la provincia malagueña.