La Gerencia Municipal de Urbanismo, dirigida por el edil de Ordenación del Territorio, Raúl López, ha concedido la licencia de obra Mayoral Moda Infantil SAU para ejecutar la construcción de una nave en un centro logístico ubicado en la zona de Intelhorce, según la documentación a la que ha tenido acceso este periódico.

Hay dos estudios de detalle sobre la enorme pastilla de suelo conocida como 'Intelhorce Industrial', que tiene un total de 142.649,15 metros cuadrados y su edificabilidad es de 106.809,42. En concreto, de las cinco parcelas en las que se puede edificar (el espacio libre del entorno, en total, es de 49.608 metros cuadrados), la nave de Mayoral iría en la más grande: tiene 56.233,30 metros cuadrados de superficie y 64.554,89 metros cuadrados de techo. Así, se consumen un total de 18.883,03 metros cuadrados de techo, quedando un remanente de 45.671,86.

La nave tendrá ascensor para subir a la entreplanta en un núcleo de comunicación. Asimismo, se justifica una dotación de aparcamientos a razón de una plaza por cada 100 metros cuadrados. La zona tendrá en torno a 450 aparcamientos.

El plan de ejecución material (que no es la inversión global) es de más de 18,5 millones de euros y el plazo de ejecución solicitado, de 18 meses.

Así, se concede la licencia de obra para la construcción de la nave en un centro logístico ubicado en la avenida Ortega y Gasset, polígono industrial Intelhorce, de forma que, según el informe de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa), la altura máxima de la construcción no podrá superar los 20 metros ni la grúa móvil, los 25, incluidos todos sus elementos como antenas, pararrayos, chimeneas, equipos de aire acondicionado, cajas de ascensores, carteles, remates decorativos o cualquier añadido sobre las mismas. Se pide la aportación de un estudio de seguridad y salud, un informe favorable del Servicio de Conservación y Arqueología en el que se confirme, en relación con la protección del patrimonio arqueológico, se ha cumplimentado la tramitación establecida por el PGOU/11 para la concesión de la licencia de obras, de forma que el promotor habrá de presentar ante el Servicio un proyecto de actividad arqueológica y la resolución de la Consejería de Cultura que autoriza esta actividad.

El promotor habrá de controlar los movimientos de tierras. El interesado tendrá seis meses para iniciar las obras desde que se expida la licencia, fijándose un plazo máximo de interrupción de las mismas de seis meses. El plazo para ejecutar las obras es de 36 meses.